“En Comisión de Constitución y Reglamento”

La Comisión de Constitución y Reglamento retomó el debate de los proyectos de reforma constitucional que plantean el retorno al sistema bicameral en el Parlamento los cuales comparten la esencia y el propósito de mejorar la representación popular, la calidad de las leyes y el control interórganos.

Fue el martes 24 en la sesión conducida por la presidenta de ese grupo de trabajo, congresista Patricia Juárez (FP) quien hizo oportuno el momento para subrayar que históricamente el Parlamento peruano ha sido bicameral, sistema que representa la mejor forma de optimizar el funcionamiento del Poder legislativo, a decir de académicos, especialistas en derecho constitucional y políticos.

“El modelo unicameral -diseñado en la Constitución de 1993- nos ha enseñado que por más esfuerzo que realicemos para mejorar la calidad de la representación y de las leyes necesitamos mucho más que buenas intenciones para organizarnos, necesitamos reestructurar la organización del Parlamento para hacerlo más eficiente, más reflexivo, más representativo y más equilibrado”, dijo.
Enseguida advirtió que un Congreso unicameral, compuesto por 130 congresistas, no puede representar a cerca de 33 millones de habitantes, no puede siquiera llegar a conocer sus necesidades de forma íntegra ni cumplir eficientemente con las expectativas de sus representados.

“Un Congreso unicameral, con congresistas que presentan iniciativas legislativas y las aprueban, difícilmente tendrá la posibilidad de revisarlas con una visión distinta o alejada de los apasionamientos políticos del momento; por tanto, todo su trabajo legislativo y de control conlleva el riesgo de sesgos individuales o grupales”, advirtió Juárez.

Estas preocupaciones -dijo- hacen que la comisión retome el debate iniciado desde hace 20 años sobre la base de siete proyectos de ley presentados sobre la misma materia, el cual se inició en marzo con la sustentación de propuestas presentadas por los congresistas Rosselli Amuruz y Alejandro Cavero (Avanza País).

La primera en exponer su propuesta legislativa (PL 2025/2021-CR) fue la presidenta del Congreso, Maricarmen Alva Prieto, quien propone una reforma constitucional para restituir el Senado y la bicameralidad en el Poder Legislativo.

Luego hizo lo propio el congresista Wilson Soto Palacios (AP) al sustentar el Proyecto de Ley 1708/2021-CR, por el que se propone modificaciones a la Constitución Política a fin de incorporar la bicameralidad en el Congreso de la República.

“La aprobación de la presente proposición beneficiará directamente a la sociedad, al contar el Estado con un Parlamento que represente a la nación al contar con un número suficiente de legisladores y que estos cumplan a cabalidad sus funciones de representación, legislación y fiscalización en beneficio directo para la población”, dijo el legislador.

Soto Palacios consideró en su exposición que cada departamento debe tener por lo menos un senador y dos diputados. “Ambas cámaras elaboran y aprueban el Reglamento del Parlamento”, anotó.

Posteriormente, correspondió el turno al congresista José Luis Elías Ávalos (NoA) al exponer los alcances del Proyecto de Ley 2053/2021-CR, Ley de reforma constitucional que restablece la Cámara de Senadores y la Cámara de Diputados.

“El retorno a la bicameralidad permitirá fortalecer el trabajo legislativo, contando con una segunda cámara revisora, ampliando el debate y evitando normas declarativas”, observó el legislador.

Hizo lo propio el congresista Eduardo Salhuana (APP) al sustentar el Proyecto de Ley 1959/2021-CR, por el que se propone una ley de reforma constitucional que establece la bicameralidad.
“Se busca fortalecer la Representación Nacional al proponer un Senado elegido por un sistema mixto: distrito electoral múltiple y distrito electoral único; y una Cámara de Diputados elegida por el sistema de distrito electoral múltiple”, dijo.

Finalmente, fue sustentado el Proyecto de Ley 2004/2021-CR, por el que se propone una ley de reforma constitucional para el retorno a la bicameralidad en el Parlamento, por el congresista Luis Ángel Aragón Carreño (AP).

Entre los beneficios señaló que se generaría un mayor control parlamentario, la dualidad de las cámaras facilitará la solución de conflicto entre los poderes Ejecutivo y Legislativo, permitirá que la legislación revista un carácter de mayor sagacidad, reflexión y madurez y que el Parlamento sea más independiente frente a los intereses creados.

En el debate, el congresista Alejandro Aguinaga (FP) observó que si bien el Congreso unicameral tenía por objetivo agilizar el sistema de las leyes, después se ha visto que pasan por él muchas leyes populistas.

Por su parte, Gladys Echaíz (APP) pidió a los legisladores reflexionar si el número de diputados y senadores que se propone es el adecuado e ideal para el cumplimiento de la función parlamentaria. “Actualmente tenemos 130 con funciones de legislación, de representación y de fiscalización y el número resulta insuficiente. Hoy el pueblo creció y los problemas también”, señaló.

En la sesión participaron los doctores Ernesto Álvarez Miranda y Carlos Hakansson Nieto, especialistas en el tema, para dar sus alcances sobre los proyectos de ley en debate.

Lima, 24 de mayo de 2022

PRENSA-CONGRESO