“Se trata del supervisor Brian Celio Bullón (29 y del chofer Clinton Llana Espina (28)”

Dos trabajadores que laboraban para la empresa contratista IESA de la minera Nexa Resaurces Milpo perdieron la vida gaseados en la unidad minera El Porvenir, en la región Pasco, la noche del último lunes.

Se trata del supervisor Brian Celio Bullón (29) y del chofer Clinton Llana Espina (28) quienes, según las primeras indagaciones, ambos ingresaron al nivel 540 con una camioneta, pero al advertirse que no salían, los trabajadores del turno C se habrían percatado del accidente fatal.

Este martes se hicieron presentes las autoridades para realizar las diligencias al interior de la mina, que duró más de 15 horas y en señal de protesta los trabajadores decidieron realizar un plantón al frontis del portón principal de la minera.

Gracias a la presión de los mineros, los cuerpos, antes de ser trasladados a la morgue para la necropsia de ley, fueron flanqueados por sus colegas en el recorriendo realizado por  las instalaciones de la minera, cubiertos con frazadas en la tolva de la camioneta policial, para despedirse de su centro de labores. Los familiares de los occisos protagonizaron escenas de dolor.

Lea también: Investigan contaminación de humedal con aguas residuales de mina en Huancavelica

Emiliano Llana Ramírez, padre de Clinton, refirió a la Agencia Andina que al no llegar su hijo a la casa llamaron a sus colegas y les informaron que había sufrido un accidente. “Nosotros responsabilizamos a la minera y tiene que asumir su responsabilidad. Mi hijo deja esposa y dos hijos. Después de recoger el cadáver de la morgue lo velaremos en el centro poblado de la Quinua”, expresó. 

Finalmente, la minera Nexa, a través de un comunicado, lamenta el fallecimiento de dos de sus  colaboradores y expresa  sus más sentidas condolencias a la familia y amigos de las víctimas. También añade que el caso se encuentra en proceso de investigación y que están prestando todo el apoyo y soporte necesario en este momento tan difícil y de dolor a sus seres queridos.