• Urge que Diresa Pasco tome acciones inmediatas frente a grave caso de contaminación en Centro de Salud de Colquijirca.
  • Bolsas almacenadas contienen fluidos sanguíneos y placentas que vienen generando olores fétidos en establecimiento.


La oficina de la Defensoría del Pueblo en Pasco demandó a la Dirección Regional de Salud (Diresa) disponer el recojo inmediato de los residuos biocontaminados que se encuentran almacenados en los ambientes del centro de salud de Colquijirca, ubicado en el distrito de Tinyahuarco, que se ha convertido en un peligroso foco de propagación de distintas enfermedades, entre ellas el COVID-19, hacia las y los pacientes que acuden diariamente a recibir tratamiento.

Durante una inspección al establecimiento, realizada el pasado jueves, personal de la Defensoría del Pueblo pudo advertir que los residuos que se generan por la atención a pacientes no son recogidos desde hace más de dos meses por parte de la empresa contratada por la Diresa Pasco.

De esta forma, se habría sobreexcedido el tiempo máximo de 48 horas para el almacenamiento final de residuos sólidos biocontaminados en el establecimiento de salud, establecido en la normativa aplicable. Además, se pudo evidenciar que las condiciones en que se encuentran almacenados los residuos permiten la emanación de olores fétidos que se pueden percibir en el establecimiento, debido a que la mayor parte de las bolsas contienen fluidos sanguíneos y placentas producto de los partos que se atienden.

Cabe agregar que, este tipo de residuos biocontaminados deben ser acondicionados y almacenados en cámara fría hasta el momento de su transporte para el tratamiento y disposición final de los mismos, por el centro de salud de Colquijirca, con lo cual se mitigaría la emanación de olores fétidos producto de su descomposición.

Ante esta situación, la jefa de la oficina de la Defensoría del Pueblo en Pasco, Raquel Álvarez, instó a la Dirección Regional de Salud a tomar acciones inmediatas debido a que la presencia de estos residuos representa un riesgo inminente de contagio por diversas enfermedades infecciosas a las personas que concurren todos los días y al personal que labora en el establecimiento de salud.

Según explicó, la falta de tratamiento y disposición final de estos residuos, por parte de las autoridades, viene vulnerando lo dispuesto en la Norma Técnica de Salud N° 144-MINSA/2018/DIGESA, en la que se establecen los procedimientos para la gestión integral y manejo de los residuos sólidos en establecimientos de salud, servicios médicos de apoyo y centros de investigación.

De otro lado, la representante de la Defensoría del Pueblo requirió también a la Diresa Pasco comunicar de manera oportuna a cada institución prestadora de servicios de salud la programación del recojo de los residuos considerados como peligrosos, así como, cumplir con sus obligaciones de supervisión y fiscalización.

“Exigimos que se respete lo señalado en el artículo 103 de la Ley General de Salud, donde se dispone que la protección del ambiente es responsabilidad del Estado y de las personas naturales y jurídicas, los que tienen la obligación de mantenerlo dentro de los estándares establecidos para preservar la salud de las personas”, añadió.

Pasco, 18 de noviembre de 2020