Cuatro concesionarios de carreteras supervisadas por el Ositran realizaron hoy ajustes a los peajes establecidos en sus respectivos contratos de concesión. De esta manera, el alza fluctúa entre 0.20 y 0.30 soles, dependiendo de cada caso. Según el Organismo Supervisor de la Inversión en Infraestructura de Transporte de Uso Público (Ositran) se trata de las carreteras: IIRSA Norte (Tramo Vial: Paita – Yurimaguas); IIRSA Sur  (Tramo 3: Inambari –Iñapari); IIRSA Sur (Tramo 4: Inambari – Azángaro); y IIRSA Centro (Tramo 2: Ricardo Palma – La Oroya – Huancayo y La Oroya – Dv. Cerro de Pasco)

 

“El ajuste por inflación se realiza de acuerdo a lo dispuesto en cada contrato de concesión con el fin de mantener el nivel de ingresos que requieren los concesionarios para cumplir con sus obligaciones de mantenimiento de las vías”, aseveró el órgano regulador.

En ese sentido, dijo, los ajustes tarifarios se realizan considerando tres indicadores: la Inflación de EE.UU., inflación local y tipo de cambio del dólar estadounidense. Estos indicadores se aplican en una fórmula estándar establecida en los propios contratos de concesión

Ajustes  

En el caso de la IIRSA Norte – Tramo Vial: Paita Yurimaguas, el incremento es de 4.8%, de tal manera que el peaje pasó de 6.30 a 6.60 soles a partir de la fecha.

Este peaje se aplicará en las garitas de Paita, Chulucanas, Olmos, Pomahuaca, Utcubamba, Pedro Ruíz, Aguas Claras, Moyobamba y Pongo de Caynarachi. Mientras que en la garita de Mocce el peaje no ha variado.

En IIRSA Sur – Tramo 3: Inambari – Iñapari, el incremento es de 3.2%, por lo que el peaje pasará de 6.2 a 6.4 soles en las garitas de Unión Progreso, Alerta, Iñapari. Por su parte, en IIRSA Sur – Tramo 4: Inambari – Azángaro, el peaje pasó de 5.9 a 6.1 soles en las garitas de  San Gabán, Macusani y San Antón.

Por último, en la IIRSA Centro – Tramo 2: Pte. Ricardo Palma – La Oroya – Huancayo y La Oroya – Dv. Cerro de Pasco el incremento es de 3.4%, por lo que el peaje pasará  5.8 a 6.00 soles.

Supervisión

Al respecto el Gerente de Regulación de Ositran, Manuel Carrillo, subrayó que la tarea de Ositran verificar que estos ajustes se realicen de acuerdo a lo establecido en cada contrato, por lo que el concesionario aplica la fórmula de reajuste e informa al regulador antes del cobro.

Asimismo indicó Ositran supervisa la respectiva comunicación del concesionario a los usuarios, para que esos no se vean sorprendidos y posteriormente perjudicados.

De igual modo explicó que estos ajustes en el peaje permiten que el proyecto sea sostenible y la vez se realice el mantenimiento respectivo.