La rápida acción de inspectores de tránsito y serenos, permitió salvar la vida de un menor de aproximadamente 2 años de edad, quien se encontraba encerrado al interior de un vehículo. De una manera irresponsable, los padres prefirieron dejar a su hijo, para irse a realizar algunas gestiones. Este hecho se suscitó el fin de semana, en la calle Lima, del distrito de Chaupimarca.

Al parecer, al notar que su hijo estaba dormido, sus padres lo dejaron en el asiento posterior del auto, estacionado en la calle Lima; mientras realizaban algunas actividades en la ciudad. El pequeño despertó y comenzó a llorar, pero sus progenitores no regresaban. Los transeúntes que pasaban por el lugar se percataron de los gritos del menor y alertaron a los inspectores de tránsito de la Municipalidad Provincial de Pasco.

Al acercarse vieron que el pequeño no respiraba muy bien y se asfixiaba, al no poder abrir las puertas, tuvieron que romper la luna de lado del piloto, salvando la vida del niño. Con ayuda de los serenos, lo trasladaron a un centro de salud para confirmar que estaba fuera de peligro y después lo llevaron a la comisaria de la jurisdicción, a fin de buscar a sus padres.

El técnico de seguridad ciudadana Luis Paredes, recomendó a la ciudadanía en general, por más seguro que les parezca, nunca deben dejar a los niños solos al interior de un vehículo, porque corre el riesgo de perder la vida.