“En realidad hay una norma que determina que cuando hay un incremento del más de 3 por ciento del IGV al consumidor, pero a la fecha se ha tenido más del 3 por ciento de incremento, la norma manifiesta que hay que subir el precio de la tarifa de agua potable; además estamos retrasados desde el año pasado; pero la decisión es que no se incrementará la tarifa porque no se ha podido cumplir la continuidad que es un pedido de la población, solo se mejoró la calidad”, así manifestó el Ing. Julio Cajahuaman Quispe, Gerente de Emapa Pasco.

Asimismo, explico que el pedido de la población siempre ha sido que debe haber continuidad en la dotación del agua y la calidad correspondiente, con los cuales la población en general estarían dispuestos aceptar el incremento del precio de la tarifa; lo que si se comprometió a seguir trabajando para conseguir la tan ansiada continuidad en la dotación del líquido elemento.

“La ley es la ley, probablemente no van aperturar un proceso administrativo sancionador y se hará el sustento que corresponde dado a que debemos preocuparnos; primero se ha ,mejorado la calidad; segundo podamos mejorar la dotación dando más tiempo el agua  la población y estamos seguros que a partir de ello se puede hablar de un incremento en la tarifa que podría darse en los próximos meses; sin embargo los técnicos de Sunass probablemente van interpretar de otra forma que probablemente podría terminar con una multa a la empresa”, advirtió.