La Sub Gerencia de Fiscalización de la Municipalidad Distrital de Yanacancha confirma que se multara al propietario de una vivienda donde en operativo inopinado constataron el funcionamiento de un bar clandestino.

La Sub Gerente de Fiscalización del Distrito de Yanacancha Mercedes Palomino Isidro, informo que en la intervención a local no hallaron a ningún responsable, por lo cual según ordenanza establece que los sancionados serán los proletarios de la vivienda.

Asimismo, informo que al interior de local no se encontró enceres solo una madera y dos kinkones que servía de asiento para cerca de las 10 personas en estado de ebriedad que fueron intervenidos y multados por la policía nacional de la comisaria de Yanacancha.

 Cabe precisar qué local es reincidente, en el mes de abril también se le intervino y clausuro, pero desobedeciendo a la autoridad volvieron a abrir sus puertas. Parroquianos se abastecían de bebidas alcohólicas de una tienda cercana.