Tras varias reuniones que duraron aproximadamente un mes el conflicto social entre los pobladores de la Comunidad del Centro Poblado Villa Corazón de Jesús y la Empresa Minera Glore Perú en el distrito de Santa Ana de Tusi se solucionó con a cuerdos saludables.

Aníbal Rojas Jiménez, presidente de la comunidad indicó que debido a la presión del Ministerio Público, Policía Nacional y algunas autoridades la población cedió en algunos de sus pedidos, por lo cual han decidió suspender medida de fuerza.

Todos los puntos acordados como el mantenimiento de la carretera, mitigación de la polvareda y los otros estudios que la empresa minera se comprometió serán evaluados dentro de 4 meses. El mantenimiento se realizara cada vez que pasen convoy 20 vehículos en la mañana y en la tarde.

Finalmente indico que dos trabajadores de la comunidad ingresaran a laborar la minera previa evaluación curricular y en las campañas de mantenimiento que realiza la minera convocara a comuneros de la zona.