“Fiscalía Anticorrupción imputa el presunto delito de tráfico de influencias a Gino Dávila. Pesquisas fiscales alcanzan al alto funcionario, quien esta semana retomó la conducción de la institución”

ALEXANDER VILLARROEL ZURITA

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Necesita activar JavaScript para visualizarla.

Actualizado el 16/07/2022 07:00 a.m.

“¿Puedes asumir la jefatura? Yo creo en ti, pero hay condiciones”, “las fotos con el gerente general y el congresista deben ser confidenciales”, “conversaré de nuevo con la gente de Perú Libre”. Estas son algunas de las conversaciones de WhatsApp que la Fiscalía Anticorrupción de Pasco tiene en su poder y que revelarían una repartición de puestos en Essalud con gente afín al Gobierno y al partido de Vladimir Cerrón.

Es un caso de presunto tráfico de influencias y negociación incompatible que ha salpicado hasta al presidente ejecutivo del seguro social, Gino Dávila, quien esta semana volvió a la conducción de la entidad tras dejarla en marzo.

El fiscal anticorrupción José Luis Castañeda investiga a Dávila y a otras siete personas en agravio del Hospital II de Pasco y Essalud. El caso ha sido declarado complejo.

Todo comenzó el 19 de diciembre del año pasado. La Fiscalía recabó –y dejó constancia en un acta– las conversaciones de WhatsApp de Johny Gallo Melgarejo, un obstetra y etnocacerista que apoyó en la campaña presidencial de Pedro Castillo en Pasco.

“Del contenido de los mensajes (de Gallo) con sus contactos se evidencian acuerdos con otros servidores, funcionarios y terceros para el nombramiento del director del Hospital II Essalud-Pasco y otros cargos”, se lee en una disposición fiscal a la que accedió Perú21.

En la región, según se desprende de las conversaciones recuperadas por la Fiscalía, Gallo se habría encargado de coordinar para repartir plazas de trabajo. Aunque él rechaza esta versión.

Gallo Melgarejo registra hasta cinco ingresos al Congreso, al despacho del parlamentario Pasión Dávila Atanacio (Bloque Magisterial). También registra una visita a Essalud como parte de una comisión del mismo parlamentario.

Y uno de los puestos para los que Johny Gallo habría movido sus influencias, según la Fiscalía, sería el de director de la Red Asistencial de esa región.

En conversaciones de noviembre último, se observa cómo Gallo pide “urgente” a un interlocutor el currículum de Enrique Jesús Cisneros Araujo, e incluso le envía este documento y una foto de su DNI al entonces gerente general de Essalud, Cristian Miranda, también investigado.

Cisneros, médico cirujano de profesión, se afilió al partido Perú Libre en enero pasado. Semanas más tarde fue designado nada menos que director de la Red Asistencial de Pasco. La resolución de su nombramiento, con fecha 2 de febrero, la suscribe Gino Dávila Herrera. Cisneros todavía permanece en funciones.

“Se advierte que el investigado (Dávila), teniendo influencias reales, hizo dar o prometer en provecho de Enrique Cisneros para interceder ante funcionarios de Essalud que estaban encargados del proceso administrativo en el cual iba a designar al nuevo director de la red asistencial”, se remarca.

Pero este no habría sido el único caso por el que Gallo habría intercedido y que la Fiscalía ya viene investigando. “Te envié el CV de mi hermano, a ver si le apoyas en alguna chamba”, se lee en otro de los mensajes que llegaron a su celular.

DESCARGOS

El presidente ejecutivo de Essalud, Gino Dávila, negó tener conocimiento de la investigación preliminar en su contra. Dijo que no había sido notificado.

“Nunca he sido requerido por alguna autoridad del Ministerio Público o de la Policía para aclarar o responder a los cargos que se me imputan”, indicó, aunque dijo estar llano a responder.

Por su parte, Johny Gallo negó las imputaciones y aseguró que no ha obtenido “ningún beneficio” desde que ingresó al Gobierno de Pedro Castillo.

Según su versión, los diversos currículums que le llegaban en realidad eran para armar una lista como parte de su frustrada candidatura al Gobierno Regional de Pasco, pero no para tramitar algún beneficio. Negó también conocer o haber conversado con Cisneros, director de la red.

“Yo no ocupo ningún cargo político como para poder determinar quién puede ser director y quién no puede”, señaló.

TENGA EN CUENTA:

“Es una manipulación que viene del exadministrador (de la red) Félix Blas Mora y la hija, Hilda Blas, quien ha sido coordinadora del servicio de gineco-obstetricia en el hospital, toda vez que hemos denunciado actos de corrupción como nepotismo (en su contra)”, dijo también Gallo al ser consultado por la investigación fiscal.

Hilda Blas es la persona que denunció estas irregularidades ante el Ministerio Público. Ella señala, por su parte, que esas acusaciones realizadas por Gallo carecen de sustento pues fue contratada antes de que su padre fue nombrado como administrador.

“Su doble discurso es hablar de luchar contra la corrupción, pero lo que en la clandestinidad hacía es concertar, buscar puestos, por el hecho de haber apoyado al presidente Castillo”, dijo sobre Gallo en breve comunicación con Perú21.

SABÍA QUE...

Dávila Herrera fue presidente ejecutivo de Essalud entre el 11 de enero y el 14 de marzo del 2022. Este mes regresó al cargo, tras la renuncia de Raúl Fonseca.

En el 2017, Cuarto Poder dio a conocer audios del entonces asesor presidencial Carlos Moreno, quien señaló que Dávila era su “hombre de confianza”.