“Qali Warma inició su distribución en colegios de Apurímac, Cusco y Huánuco”

“La distribución de este alimento para estudiar y crecer se encuentra en progreso a través de las unidades territoriales. Además de galletas con cereales, también se entregaron galletas con kiwicha (20.8 toneladas) a colegios de Pasco, Áncash y Lima y Callao, y galletas con quinua (38.97 toneladas) a escuelas de Apurímac, Pasco y Áncash”

Niños de colegios públicos de Apurímac, Huánuco y Cusco ya disfrutan del consumo de las nutritivas galletas con cereales que refuerzan los desayunos escolares que reciben los estudiantes de estas regiones, resaltó el Programa Qali Warma, con el objetivo de contribuir en la mejora de la atención en clases, la asistencia escolar y los hábitos alimentarios.

En esa línea, el programa social indicó que ha distribuido 91.71 toneladas de galletas con cereales. En el departamento de Cusco los colegios públicos recibieron 54.3 toneladas; a Huánuco se le distribuyó 31.5 toneladas y a Apurímac, 5.91 toneladas.

En el caso específico de las galletas con cereales, cada 30 gramos que contiene un paquete, aporta 137 kilocalorías de energía, 4.2 g de grasas, 22.1 g de carbohidratos, 2.7 g de proteína y 90 mg de sodio.

Qali Warma resaltó que consumir este alimento para estudiar y crecer disminuye el riesgo de enfermedades cardiovasculares, pues este cereal contiene antioxidantes que reducen la inflamación crónica asociada con enfermedades diversas como problemas cardiovasculares y la diabetes.

Asimismo, su alto contenido de fibra ayuda a facilitar el tránsito intestinal, disminuyendo así la posibilidad de estreñimiento. También controla el hambre y peso, pues la fibra soluble de la avena atrae agua, aumentando así su viscosidad y volumen en el intestino. Esto ralentiza la digestión y la tasa de absorción de nutrientes, lo que a su vez aumenta la saciedad.

Es un cereal con alto contenido de proteínas de origen vegetal, bajo en grasas saturadas y libres de colesterol y grasas trans.

La distribución de este alimento para estudiar y crecer se encuentra en progreso a través de las unidades territoriales. Además de galletas con cereales, también se entregaron galletas con kiwicha (20.8 toneladas) a colegios de Pasco, Áncash y Lima y Callao, y galletas con quinua (38.97 toneladas) a escuelas de Apurímac, Pasco y Áncash.

De esta forma, durante el año escolar se ha programado distribuir 336.37 toneladas de los diversos tipos de galletas, incluyendo integrales.

Como todos los productos del programa, las galletas son sometidas a rigurosos controles de calidad e inocuidad. Además, se elaboran de acuerdo a las especificaciones técnicas exigidas por la autoridad sanitaria, en consonancia con la Ley de Alimentación Saludable (libres de octógonos).