“En Comisión Especial COVID-19”

Congresistas de la Comisión Especial de Seguimiento a Emergencias y Gestión de Riesgo de Desastres – COVID-19 expresaron su preocupación por un posible ingreso por las zonas de frontera de casos de la viruela del mono, así como por una eventual cuarta ola de pandemia proyectada para el cuatro trimestre del presente año.

El congresista Juan Carlos Mori Celis (AP), en su condición de presidente de ese grupo de trabajo, convocó, a la sesión del martes 24, a representantes del Ministerio de Salud (Minsa) a fin de que expongan las medidas a adoptarse de darse esos escenarios que afectarían la salud pública.

Mori preguntó qué medidas se proyecta implementar en caso se detecte algún caso positivo de viruela del mono y si se ha considerado el reforzamiento en zonas de frontera que “es por donde no hay presencia del Estado y justamente por ahí ingresó el COVID-19”.

El parlamentario pidió que se dé a conocer si se están diseñando campañas de difusión para que la población sepa que hacer en los casos que se puedan presentar en el país.

En la sesión, el jefe del Instituto Nacional de Salud (INS), Víctor Suárez Moreno, informó de la elaboración de la Alerta Epidemiológica nro. 12-2022 “Riesgo de Introducción de Casos de Viruela del Mono en el Perú”.

El funcionario reconoció que en zonas de frontera no hay restricciones, excepto en la frontera con Chile. Subrayó que lo más importante es fortalecer el establecimiento de salud para que pueda tener la capacidad de detectar, diagnosticar y si es posible tratar los casos y poder aislarlos.

“El Minsa está elaborando un plan de contingencia y tiene varios productos: el plan de crisis, el plan de atención de los casos de la viruela del mono que incluye cómo se va atender los casos inicialmente, cómo va atender el laboratorio y en caso se necesitara algo más especializado, el empleo de camas UCI”, dijo Suárez proyectándose en el caso la viruela del mono se convierta en supervirulenta.

Además, dijo que los gobiernos regionales tendrían que trabajar en la parte de mantener al personal de salud en zona de fronteras, incrementar el número de personal de salud y no esperar solamente al cerumista que terminado su servicio regresa a otra capital de región.

Juan Carlos Mori también expresó su interés por conocer cual es la proyección que se tiene en cuanto a la ocurrencia de una cuarta ola de COVID-19 y si se ha contemplado la aplicación de una tercera dosis de vacuna para los menores de 11 años que ya cuentan con dos aplicaciones.

El funcionario del INS informó que desde hace seis semanas ya se viene haciendo estimaciones de cómo va ser el comportamiento de la pandemia de la COVID-19 de aquí hasta al fin del año, tomando como referencia la primera, segunda y tercera ola, el comportamiento del virus y el avance en la vacunación de la población.

“Una cuarta ola se podría dar a comienzos del cuarto trimestre de este año porque se produce por la movilización de la gente en fechas cercanas a las fiestas de fin de año y depende de la variante y el grado infectante como ocurrió con la variante Ómicron que era muy infecciosa pero de baja letalidad”, dijo.

Subrayó que el factor protector de la vacuna llevó a que tengamos un impacto menor de muertes. Explicó que con la primera dosis el factor protector baja y el riego es mayor, en tanto que con la segunda se incrementa la protección y luego baja y con la tercera se incrementa la protección y baja muy poco.

OFICINA DE COMUNICACIONES