“Gozando del reconocimiento internacional”

“Resaltó también que la entidad está preparada para efectuar con altos estándares de calidad los comicios regionales y municipales 2022”

El Jurado Nacional de Elecciones (JNE), realizó con eficiencia, transparencia y estricto apego a ley tres procesos electorales el 2021, superando el reto que imponía la emergencia sanitaria que vive el país por la pandemia del COVID-19 y la fuerte campaña de desinformación promovida por ciertos sectores de nuestra sociedad.

Este año que acaba se desarrolló uno de los procesos electorales más complejos de los últimos tiempos como son las Elecciones Generales 2021 (EG-2021), el 11 de abril y 6 de junio pasado (primera y segunda vuelta), las que permitieron el recambio democrático de 147 autoridades en los más altos cargos de la Nación sujetos a elección popular, como son el de Presidente de la República, Vicepresidente, congresistas y parlamentarios andinos.

En dichos comicios, el JNE fiscalizó el cumplimiento de la legalidad reportándose 3 659 incidencias sobre publicidad estatal, 2 532 de propaganda electoral,  55  de neutralidad, 12 de dádivas y 1 700 de hojas de vida.  Asimismo, el Pleno del organismo administró justicia electoral resolviendo con imparcialidad y respeto al debido proceso 1 009 apelaciones (actas, nulidades, inscripción de listas, entre otras), en instancia definitiva.

Igualmente, se implementó la campaña del voto informado, mediante la cual se realizaron más de 3 mil acciones educativas a nivel nacional. También se suscribió el Pacto Ético Electoral (PEE) entre los partidos políticos participantes, en 26 circunscripciones, para realizar una campaña alturada y se instaló el Tribunal de Honor, a fin de vigilar el cumplimiento de los compromisos del citado acuerdo, el mismo que emitió 31 pronunciamientos.

Con la finalidad de promover espacios de propuestas programáticas de los candidatos, se organizaron cinco debates presidenciales en las dos vueltas electorales, y 26 eventos de exposición de motivos entre los postulantes al Congreso, con lo cual se logró que las fuerzas políticas cuenten con una importante plataforma de difusión de sus planes para el país y que la ciudadanía se informe al respecto.

No obstante el correcto accionar del JNE, en las EG-2021 hubo una intensa campaña de desinformación que buscó desprestigiar a los organismos electorales, a fin de deslegitimar la elección. Al respecto, los comicios fueron auscultados por 17 misiones y delegaciones de observación electoral internacional, a iniciativa del propio organismo electoral.

En sus informes, dichos observadores concluyeron que la EG-2021 fue creíble e integra y destacaron prácticas como la realización de audiencias de votos impugnados con empleo de una plataforma virtual para favorecer el escrutinio público. Asimismo, Estados Unidos, Canadá, el Parlamento del Mercosur, entre otros países y organismos consideraron que el proceso electoral fue libre y democrático.

Para hacer frente a la desinformación, la institución se convirtió en la primera entidad pública del país en implementar un Comité Técnico de Fact Checking, el cual efectuó 36 publicaciones en Twitter y 34 en Facebook que desmienten información falsa o aclaran información tendenciosa, logrando más de 10 millones de visualizaciones entre ambas redes sociales, contribuyendo así a evitar  la desorientación de la ciudadanía, lo que fue reconocido por las citadas misiones de observación y por otros organismos internacionales.

Otras dos elecciones y las ERM-2022

Los otros dos comicios están referidos a las Elecciones Municipales Complementarias del distrito de Chipao (Ayacucho), del 10 de octubre pasado, en la que se eligió un alcalde y cinco regidores, y a la Consulta Popular de Revocatoria de la misma fecha en la que se sometió al escrutinio popular a 54 autoridades de 13 distritos del país, de las cuales 33 dejaron el cargo y 21 lograron su permanencia.

Al igual que en los tres procesos señalados el JNE se encuentra preparado para cumplir a cabalidad su rol constitucional en las Elecciones Regionales y Municipales 2022 (ERM-2022), a fin de garantizar el desarrollo de un proceso con altos estándares de calidad, lo cual podrá ser certificado por los organismos de observación electoral. .

Lima, 31 de diciembre de 2021