“Solo en los seis primeros meses del año se registra un promedio de 36 casos”

La oficina de la Defensoría del Pueblo en Pasco expresó su preocupación ante el elevado número de mujeres, niñas y adolescentes desaparecidas en lo que va del año en esta región. De acuerdo al último reporte elaborado por la institución, entre enero y junio se reportó un promedio de seis mujeres desaparecidas por mes. La cifra más alta correspondió a mayo, en que se denunciaron 12 desapariciones, mientras que en junio se reportó un intento de feminicidio.

Al respecto, la jefa de la oficina defensorial, Raquel Álvarez, sostuvo que la situación podría agravarse ante la flexibilización de las medidas sanitarias para prevenir el COVID‑19, luego que la región Pasco descendiera a riesgo epidemiológico alto. Según explicó, esta nueva categorización incrementaría el grado de vulnerabilidad de algunas niñas, adolescentes y mujeres, por lo que es necesario asegurar un servicio de atención oportuna de las denuncias y de búsqueda efectiva de las víctimas.

En ese sentido, la representante de la Defensoría del Pueblo recordó el rol fundamental que deben cumplir la ciudadanía y la Policía Nacional del Perú en estos casos, precisando que cualquier desaparición debe ser reportada a la dependencia policial más cercana. Esta debe disponer las acciones de búsqueda e investigación inmediatas para la ubicación de las víctimas. Asimismo, se debe cumplir con diligencias mínimas ante casos que tengan antecedentes de violencia basada en el género, como la geolocalización y la emisión de la nota de alerta.

“No se trata solo de cifras, pues son niñas, adolescentes y mujeres cuya desaparición causa un dolor indescriptible en sus familias; por ello, la acción policial debe ser inmediata, sin dejar pasar 24 horas para dar credibilidad a las denuncias”, expresó Álvarez al señalar que las labores de búsqueda deben desarrollarse bajo la presunción de que la víctima continúa con vida, a fin de que la desaparición no termine en un hecho fatal. Además, la PNP debe erradicar cualquier forma de estereotipo de género que cuestione a las víctimas durante la denuncia, ya que esto retrasa las acciones de búsqueda.

La jefa de la oficina defensorial indicó también que resulta necesario que el Registro Nacional de Información de Personas Desaparecidas (Reniped) se mantenga actualizado constantemente para que sirva como instrumento de ayuda en las labores de búsqueda. De igual forma, instó a las autoridades policiales a continuar capacitando al personal que labora en las diferentes dependencias en el registro adecuado de las denuncias y en el tratamiento de las mismas. “Esta tarea debe extenderse al personal de los centros emergencia mujer, unidades de protección especial y Línea 100”, subrayó.

Cerro de Pasco, 23 de julio de 2021