Por: Jose Luis Gutierrez Estrada

El día que volví a mi pueblo, algunas calles ya estaban pavimentadas,

El día que volví a mi pueblo, algunas calles ya no existían

El día que volví a mi pueblo, el alcalde era hijo de otro alcalde.

El día que volví a mi pueblo , los fiscalizadores eran carceleros

El día que volví a mi pueblo, los gobernadores  eran los infractores

El día que volví a mi pueblo más 23 mil amigos contagiados, 92 hospitalizados y más de 500 hermanos fallecidos a causa de la covid 19.

El día que volví a mi pueblo, no distingo  a mis amigos ni vecinos, ni se quién me saluda por la calle,  todos con el rostro cubierto, “nueva normalidad” le llaman

El día que volví a mi pueblo, la minera nos da oxígeno a cambio de la contaminación del aire

El día que volví a mi pueblo, ya se había invertido millones en el proyecto del agua

El día que volví a mi pueblo, mi barrio seguía sin agua

El día que volví a mi pueblo, la educación, sí viene de casa

El día que volví a mi pueblo, los fujimoristas eran chavistas

El día que volví a mi pueblo, los PPKausas eran fujimoristas

El día que volví a mi pueblo, a los sindicalistas lo convertían en comunistas

El día que volví a mi pueblo, los animales querían ser presidente; la Rata, el puerco, el lagarto,

El día que volví a mi pueblo, los candidatos eran; terroristas, capitalistas, senderistas, acosadores, deportistas, comentaristas, comunistas, marxistas, curas, sodalistas, de distintos colores, pero sobre todo lobistas.

El día que volví a mi pueblo,  parece que nunca hubiera salido  de ella, como quien despierta luego de un sueño corto  , los problemas son los mismos , algunos disfrazados o camuflados , sumados a otras más que aparecieron en el transcurrir del tiempo ,  la solución seguimos siendo nosotros … Tú decides.