Por Roberto Carlos QUINTANA VILLAVICENCIO

Lic. en filosofía y CCSS

Volvemos a clases, escolares, maestros, maestras y directivos, reaparecemos para aplicar ese remedo y apresurada estrategia de última hora llamado APRENDO EN CASA, si ya la educación presencial estaba en crisis con sus diversos modelos de laboratorio pedagógico , EBR, EBA, JEC, COAR, IEP, entre otros ,ya  allí se nota que no tenemos rumbo y que cada uno educa a la niñez y a la juventud de acuerdo a su quijotismo pedagógico, no tenemos camino fijo , no sabemos que queremos del niño, no somos conscientes que juventud sacar, que párvulos formar, y que producto mostrar.

Pero como APRENDO EN CASA es la justificación para seguir ganando dinero para los que la producen, dirigen y difunden, pues hay que promover su uso y forzar su aplicación en los maestros, todo gira en razón a APRENDO EN CASA, pero a estas alturas del partido escolar 2020, ya zafo, ya canso, ya estrujo toda la opción educativa en los estudiantes del país.

La sintonía de APRENDO EN CASA se ha reducido, en abril de 10 estudiantes con acceso a señal televisiva 7 lo veían; para fines de julio, de cada 10 estudiantes con conexión a tevé solo lo ven 4, eso es crítico, la sintonía en radio por ofrecer como único recurso el audio pues ha descendido a niveles tan bajos que ya están evaluando cerrar contratos ya que no los escuchan.

Las instituciones educativas lideradas por los directores y sub directores son conscientes de la falta de motivación de los estudiantes, saben que en el nivel inicial los padres ya no dan, y en primaria se cansaron ya, ni que decir en secundaria cuyos índices de interés es opaco frente a la opción de educación por televisión que le ofrecen.

Pero eso es lo que hay, es nuestro limite, es el techo de los genios del ministerio, es la mejor opción que tenían, opción en la cual cortaban la imaginación del magisterio y cercenaban la creatividad de la maestra del nivel inicial, y de los maestros y maestras del nivel primario y secundario, los únicos que han ganado con APRENDO EN CASA son los productores, guionistas, actores, realizadores y etc. cuyo presupuesto es de aproximadamente 19 millones.

Felizmente parte del magisterio ha decidido mandar al tacho la estrategia APRENDO EN CASA y a riesgo de quedar mal en la supervisión, han optado no seguirle el guion al MINEDU quien mediante sus capataces que son algunas UGEL controlan y presionan para que la estrategia pueda llevarse a cabo sin dudas ni murmuraciones.

Sin embargo hay  Maestros y maestras rebeldes que elaboran el guion, filman, editan y publican sus clases , maestros y maestras que se atreven a retar a su conformismo didáctico, construyen plataformas, sacan provecho a su teléfono inteligente construyendo sus plataformas de aprendizaje por WhatsApp, capitalizan al zoom y exigen al meet para alimentar, retroalimentar , nivelación y formación de sus estudiantes, maestros y maestras que arriesgando sus vidas van en sus padres de familia para Qali warma, mantenimiento y la enseñanza de los niños y adolescentes , con riesgo de adquirir el covid 19.

No hay una estadística magisterial para saber cuántos maestros están contagiados a la fecha pero son  miles, y fallecidos ya pasa el ciento, pero por ser obreros del saber, plebeyos del conocimiento, poco importan las cifras al final son carnes de cañón porque ya hace tiempo que el MINEDU quiere enviarlos al paredón de la muerte por virus,  y lo peor que algunos maestros y maestras se prestan a esos riesgos cual estoicos y sacrificados intentan morir en el deber sabiendo que este país nunca reconoce tal placer sino que los manda siempre al fango de la amnesia social.