Por: Lida Marilú MELÉNDEZ GRIJALVA

FECHA: 23-05-2020

EL TEMA DE HOY ES:

TAREA AUTÉNTICA

Término que es muy familiar al proceso de enseñanza aprendizaje, a la relación docente estudiante, se ha ido conceptualizando a la luz de los paradigmas educativos

Como se entendía  tradicionalmente el rol del maestro era el de trasmisor y proveedor  de la información y el rol del estudiante el de receptor pasivo, el que memoriza la información para operar sin saber para qué y porqué el que almacenaba la información. Dicha situación conllevó  a la evaluación punitiva que era penalizado por ejemplo aprender la tabla de multiplicar por repetición más que por comprensión y grabar en la memoria que constituye una baja demanda cognitiva.

Este panorama está dando paso a nuevas necesidades en el mundo y por consecuencia nuevas respuestas de los teóricos con el propósito de mejorar la educación donde exista un conjunto de teorías que van a dar el marco para un nuevo paradigma,  así surge el paradigma socioconstructivista y  analizando esta teoría plantea que el aprendizaje se construye en forma colectiva, en la interacción de las personas por lo que el rol del maestro cambia de transmisor  a mediador y guía y de esta manera el nuevo enfoque ayuda  a que el estudiante pueda lograr los aprendizajes, con un rol de construcción activo  del conocimiento.

El error es ahora una herramienta para aprender, ahí es donde nace las tareas auténticas, los estudiantes aprenden más de sus errores que de sus supuestas respuestas realizadas en las tareas que en la mayoría de las veces el docente ni los revisa a conciencia, el método de ojo de buen cubero predomina, siendo por lo tanto la evaluación de la tarea una falacia.

La oportuna retroalimentación de las tareas nos marca el camino para entender cómo se logra los aprendizajes en nuestros estudiantes donde  parte de un contexto real o simulado, que no necesariamente se da en el colegio puede ser contextos a nivel local, regional o mundial como el que hoy estamos viviendo, el problema estriba que casi nunca se retroalimenta las tareas, por lo general nosotros los maestros asignamos la nota de la tarea sin reflexionar ante respuestas malas. Y  es ahí donde  se debe aprovechar este contexto para justamente plantear acciones de reflexión para el estudiante  que le invite a resolver problemas, utilizando recursos y materiales educativos, en donde plantea sus propios argumentos y respuestas para resolver tareas.

Movilizar las habilidades, conocimientos previos y soluciones propias del estudiante  que combine un conjunto de capacidades, habilidades, conocimientos y actitudes es un buen camino para una tarea auténtica a fín de lograr los propósitos establecidos en el currículo nacional. El trabajo colaborativo también es otra estrategia de coadyuvar a las tareas auténticas,  aquí el docente mira el aprendizaje con un enfoque formativo donde media  el desafío personal y grupal.  

Por último la tarea no se limita a repeticiones mecánicas,  el estudiante tiene que investigar para resolver problemas de su entorno y sobretodo le permita formarse de manera autónoma.

MUCHAS GRACIAS