Por Roberto Carlos QUINTANA VILLAVICENCIO

Lic. en filosofía y CCSS

Nada será igual desde esta pandemia, la educación presencial será cuasi reemplazada por la educación virtual que exigirá nuevas competencias en los maestros y maestras y de igual modo para los padres y madres, los chicos están al día en las tecnologías, los maestros y padres tendrán que adaptarse a este nuevo enfoque que por necesidad suprema deben asumir, de lo contrario desaparecerán, son parte de las transformaciones que exigen estas nuevas épocas de pandemia mundial.

Las aulas deben tener solo 10 estudiantes o 12 en razón al clásico tamaño de metros cuadrados que exigió la norma de construcción de ambientes educativos, en ese caso tendrán serios problemas de cobertura los colegios ubicados en ciudades donde se aglomeran cantidades de estudiantes hasta de casi 30 por aula,  exigirá volver al doble turno , pero que hacer con instituciones educativas que están sobre pobladas o no cuentan con ambientes para la atención debida,  la racionalización exigía atender 25 mínimo con estos virus que hay y los que vendrán será inevitable la educación personalizada y virtual y contar 10 estudiantes por aula a menos que haya una selección natural de estudiantes sanos que asistan al colegio y evitar contagios, pero ¿ que asegura eso?.

El aula de clase será el cuartel de información y educación que el maestro debe tener en sus retos, armar todo un material y tecnología apropiada para dar clases virtuales será una necesidad, contar con su pizarra, un trípode, teléfono inteligente y un buen operador de internet por ahora es lo imprescindible, ¿quién pagara las megas consumidas para cada clase impartida vía las redes sociales? Es una pregunta que el presupuesto del Estado tiene que responder.

Los infantes del nivel inicial y sus maestras asumirán formas de guiar a los padres en el inter aprendizaje de estimulación temprana y todos los códigos de este nivel, a los adolescentes puedes decirle a 01 metro de distancia y estos obedecerán, pero los infantes y niños hasta de 4to grado es difícil mantenerlos sin que ellos y ellas socialicen de cerca y con bastante afectividad; todo esto exigirá un cambio de técnicas de la enseñanza tradicional para que se fluya a una enseñanza que exigirá el uso de las tecnologías de la comunicación virtual, incluyendo aun usar los medios analógicos para zonas rurales donde aún no existe acceso a la red y no hay el fluido eléctrico.

Si los partidos de futbol se han postergado hasta que haya vacuna de este covid 19, significa también que la educación física no será masificada sino individual, las actividades extra curriculares como aniversarios institucionales, desfiles, concurso de danzas, ferias de diversa índole y otras que significan aglomeración sufrirán cambios radicales en los códigos de competencia y conducta que hasta ahora se habían mantenido durante siglos.

Los modos de comercializar de igual manera serán centralizados ya no en un enfoque de masificación sino de individualización, toda operación comercial desde la humilde bodeguita que vende pan y azúcar hasta los grandes mercados de abastecimiento utilizaran la distancia, la seguridad médica para evitar expansión de este virus y de los que vienen, incluso se especializara las ventas por entrega rápida no solo para temas de comida o bebidas sino también desde el pan hasta el agua.

Los negocios de restaurantes y comedores tendrán que tener un control de calidad den la higiene en verdad muy serio, nadie podrá ir a comer en un espacio no certificado, será su ruina del negocio que no ofrezca condiciones de salubridad no compradas debajo de la mesa al funcionario de turno, sino consciente ya que solo una muestra de probable contagio y al negocio nadie ira a consumir será la ruina total de la marca comercial, esto incluye a quienes venden lonchecitos, cafecitos, tamalitos, “juanes” entre otras actividades.

La certificación sanitaria será la que marque el destino de muchos negocios multinacionales, nacionales, regionales y locales, esta acreditación será soporte no solo para crear valor a la marca comercial sino para determinar su consumo alto o la desaparición del mercado, marcas comerciales que no acrediten en cartón y papel sino en el testimonio de su experiencia de cuidado será vital para su continuidad, aunque después de esto cuantos se animaran ir a consumir sus alimentos a un restaurante o comedor así no más.

Las discotecas y centros de diversión social diversas por sus géneros musicales que ofrecen tendrán que pedir ya no solo pago para su entrada, exigirán una especia de DNI donde el cliente tenga una acreditación sanitaria libre de virus u otras enfermedades, de lo contrario sería su desgracia empresarial, ningún cliente iría a una discoteca o centro de diversión social sin que este garantice  la salubridad de calidad en todos sus clientes, y asegurar de sus proveedores medida de higiene en los productos de salacidad muy propicia en este negocio.

El sector transporte sufrirá cambios en la administración de sus usuarios, los autos que llevan pasajeros de a 4 y a veces apretados de a 5, ya no será posible en estas situaciones donde se exigen distanciamientos, más aún los ómnibus donde se apiñan gente por doquier siendo un foco de expansión de enfermedades y virus, esto traerá el cambio en la forma de ubicación de los asientos, el costo de los traslados subirá, pocos querrán viajar más aun cuando se trata de distancias inter regionales o provinciales, los autos particulares quizás aumenten ya que cada familia quiera trasladarse sin exponerse a riesgos de contagio al utilizar medios de transporte masivos.

Las empresas extractivas ya disciplinadas en este tema hace buen tiempo se acomodarán a regímenes de producción tecnificada, donde el riesgo sea menor, las empresas de producción manufacturera de similar modo competirán agregando el valor de la sanidad en sus productos y la efectividad del servicio de garantía sin virus todo un reto para estas corporaciones, las industrias agrarias, vinícolas, piscícolas, enológicos, aumentaran su demanda de producción porque el mercado exigirá aumento de producción frente a un interés masivo de la coyuntura de consumo saludable, ni que decir de las industrias frutícolas que será alta su rentabilidad en estos escenarios donde los virus nos enseñan con golpe y muerte la importancia del consumo saludable de alimentos basados en frutas y verduras.

La industria sin chimeneas de las cuales nuestro país recibe ingresos muy vitales para generar empleo local es la más afectada con pandemias, se proyecta que en los años que vendrán disminuirá el interés de viajar a otro país o venir al nuestro, con estos riesgos que se muestra ya en esta industria solo queda para sostenerse el turismo local que lógico no traerá ganancias muy altas pero es tiempos de sobrevivir, esta industria cobija a otras actividades, la artesanía, la danza, los vestidos , en fin , las mentes seguramente crearan nuevas formas de hacer turismo son contagiarnos.

La música, los músicos, los cantantes, danzantes, es buena parte de la población, ellos deben hacer una estrategia para que las fiestas patronales no cesen, que los espectáculos de conciertos no se acaben, estará parado esta industria del entretenimiento y su volver a la normalidad ya no existirá, las fiestas promocionales, las fiestas de fines de semana, los 50 años, los quince años, y otras manifestaciones que junta masivamente a las personas.

Las misas, los cultos de los diferentes sistemas religiosos será asimétricos y esa fe que exige el abrazo, el ósculo y que hace retornar a las raíces metafísicas del ser humano, sufrirá cambios significativos , si ya fue suspendida la semana santa que es propicio para el encuentro de católicos y espacio de evangelización para el sector evangélico, pues los demás actos permanentes serán vetados por la buena salud de sus feligreses, pero más que eso porque hacer misa vía virtual y culto vía internet o transmisión televisiva es buena salida y el aportar diezmos y ofrenda vía tarjeta de banco hará efectiva el sostenimiento de la iglesia , hay algo que pueda hacerla tambalear y es el agnosticismo que traes este tipo de pandemias, contrario a los líderes de las iglesias que sostienen que las crisis y tragedias humanas acerca al hombre y a la mujer a Dios, también incide en el tema del mayor crecimiento del agnosticismo, escepticismo y el ateísmo en estos escenarios , así como muchas gente se convertirá al cristianismo y catolicismo, también habrá sectores de la población fluirán al pensamiento religioso libre, es decir creo en Dios pero sin sus mandamientos, creo en Dios pero no en la iglesia y sus normas.

La dialéctica se enfatiza más en estos tiempos, el cambio se impone y las estructuras tambalean, son nuevos tiempos que exigen competencias diferentes, o te adaptas o feneces toma tú la decisión.