Pese a la inmovilización social por el estado de emergencia en que nos encontramos, dirigente de la comunidad campesina de La Candelaria del distrito de Yanacancha el último domingo organizaron una asamblea comunal con presencia de sus comuneros.

La reunión se desarrolló pese a la intervención de los efectivos policiales de la Comisaria del sector a quienes los comuneros no hicieron caso y habrían sido incentivados por el gerente de la empresa en común para no obedecer a los efectivos policiales.

Al respecto la Comisionada de la Defensoría del Pueblo en Pasco, Raquel Álvarez Peña insto a los dirigentes y ciudadanía en general cumplir con dictamen del estado y si existen dirigentes que los obligan a asistir a estos tipos de asambleas denunciarlos ante las autoridades competentes.

Con este accionar los dirigentes irresponsablemente han puestos en riesgo la integridad de sus comuneros al convocar a esta asamblea en donde participaron aproximadamente 50 personas. Se espera que las autoridades tomen cartas en el asunto.