En pleno estado de emergencia e incrementos de contagios por Covid 19, efectivos del cuerpo de serenos de la Municipalidad Distrital de Yanacancha, junto a policías de la comisaria del mismo distrito intervinieron en una boda al interior de una iglesia evangélica donde la cantidad de invitados superaba el aforo.

La intervención se realizó el último sábado aproximadamente a las 11:45 de la mañana en la Iglesia Evangélica Pentecostés ubicado en el Asentamiento Humanos Techo Propio, donde aglomeraron gran cantidad de personas entre niños, jóvenes y personas de la tercera edad, e inclusive madres cargando a bebes.

Pese a la presencia de los miembros del orden la pareja salió del local en medio de festejos de los asistentes que les arrojaron arroz.

Todos los asistentes junto a la pareja fueron dispersados del lugar. Lo lamentable es que ceremonia se realizaba a puertas cerradas cuando las recomendaciones de los especialistas de salud indican que los locales cerrados deben permanecer con puertas abiertas para permitir ventilación y no debe exceder del 40% de aforo.