Buenos días, reciban un saludo muy afectuoso. Le escribo porque es realmente preocupante la seguridad en la nueva ciudad de San Juan, donde al parecer las autoridades se burlan de la población, A pesar de que el Alcalde Omar Raraz dijo en muchas oportunidades que ese antro de perdición conocido como "El Lobo", ha sido clausurado definitivamente, este viene funcionando desde el día viernes 7 de febrero, donde como siempre sus clientes habituales son y personas de dudosa reputación. El día sábado 8 a eso de las 8:30 dos, clientes que salieron de ese antro atacaron a un señor a unos cuantos metros de la puerta de ingreso, lo tiraron al piso e intentaron robarle sus pertenencias mientras lo golpeaban, algunas personas que estaban por ahí en ese momento, dicen que lo atacaron con un cuchillo y que hasta le cortaron el rostro porque la víctima comenzó a gritar y a pedir ayuda, los transeúntes solo miraban lo ocurrido hasta que personal de serenazgo llegó, después la policía, quienes capturaron a los delincuentes y los detuvieron. 

A pesar de que los efectivos de serenazgo hacen grandes esfuerzos por acudir al llamado de las víctimas, los verdaderos culpables son el Alcalde y los trabajadores de la Municipalidad Distrital de Yanacancha, ya que por este sector de la Ciudad han permitido la apertura de licorerías en gran cantidad, locales que son solo fachada, ya que en su interior son bares clandestinos además de vender bebidas alcohólicas a menores de edad o a cualquiera que tenga dinero sin ningún control.

Aquí le dejo el link de un vídeo, de lo ocurrido aquella noche, vídeo que circula en Internet pero que ningún periodista dice nada al respecto  

https://www.facebook.com/100004213548599/videos/1487994794684291/

Agradecido por su tiempo y por su paciencia, la población confía en sus voces para llamar la atención del personal de la Municipalidad que están dando lugar a apertura a gran cantidad de licorerías y privatizando los campos deportivos, dando como resultado una Ciudad sumida entre alcohol, delincuentes y extrema inseguridad.

Atentamente.

Vecinos preocupados.