Tras haber perdido los valores, una desconsiderada madre de familia habría arrojado un feto de 12 a 14 semanas de gestación, a una acequia del barrio Santa Rosa de Quives, en el distrito de Huayllay (Pasco). Aproximadamente a las 7:00 p.m., del pasado viernes, el representante de la Fiscalía Mixta de Huayllay, Edgar Chávez Colqui, junto a los efectivos policiales, realizó las diligencias e iniciaron las investigaciones por el presunto delito de aborto.

A consecuencia de las lluvias, el agua arrastró piedras y restos de residuos por una acequia, para evitar la obstrucción, el posterior colapso de las aguas y como consecuencia la inundación de sus viviendas, los pobladores comenzaron a limpiar el canal, es entonces cuando hallaron el feto.

Tras apersonarse al lugar y levantar un acta, el fiscal, encargó a la policía, visitar los centros de salud del distrito para verificar si atendieron a alguna mujer con signos de embarazo interrumpido. También revisarán las imágenes de las cámaras de seguridad, a fin de identificar a alguna persona en actitud sospechosa que pudo cometer este repudiable acto