“Llegaron un grupo de personas de Inglaterra para realizar un reportaje sobre la realidad en que vive la ciudad de Cerro de Pasco; nos dijeron que es inhumano vivir al costado de los minerales, es una ciudad muy contaminada, y toda la riqueza se fue a otros lugares; las autoridades locales, regional e incluso nacionales nunca apoyan ni velaron por el bienestar de los ciudadanos de Pasco, por eso tenemos niños contaminado con plomo en sangre”, explicó el empresario Ruben Quispe Chipana.

Asimismo dijo que con esta contaminación y destrucción de la ciudad solo encontramos retraso mas no niñez para el futuro, al contrario nuestros niños y adolescentes están muriendo poco a poco; “Los británicos se sorprendieron manifestando, como es posible que viven así al lado de los minerales, se compadecieron de nosotros siendo de otros lugares muy lejos”, acotó.