La Contraloría General de la Republica durante operativo de control realizado a las dependencias policiales, y áreas de seguridad ciudadana como las cámaras de vigilancia y otros, advirtió una serie de deficiencias que impiden el buen cumplimiento de la atención.

Cristian Herrera Soto, Coordinador Regional de la Oficina de la Contraloría General de la Republica informó que las comisarias comprenden un policía por cada 109 habitantes en la región, asimismo se destina un patrullero para 12 mil 300 ciudadanos, de los cuales la disponibilidad vehicular es afectada por alto porcentaje debido a la falta de mantenimiento.

Asimismo, indicó que algunos municipios pese a contar con vehículos de Serenazgo, motocicletas y cámaras de vigilancias estos se encuentran inoperativos sin brindar atención a la población por falta de mantenimiento. Todas estas observaciones fueron remitidas a las instituciones a fin de que sean subsanadas.   

Finalmente identificaron que las denuncias por violencia hacia a la mujer y grupo familiar identificaron que el 50% de las comisarias no cuentan con centro de emergencia de la mujer para brindar asesoría y orientación a las víctimas.