Muchas personas no enmiendan, hacen maldades por obtener lo que quieren; la policía de la zona de Ticlacayan viene investigando, sobre los casos de la pesca de las truchas en los ríos y quebradas en forma ilegal y el envenenamiento de cientos de truchas con líquido toxico.

En los últimos días se han encontrado en el río Huallaga y la quebrada de Pomaquerum truchas  muertas de diferentes tamaños; se presume que  gente de mal vivir y o quizás sean los pescadores han echado el químico denominado CIANURO, un producto que mata a los alevinos de inmediato y no es para el consumo humano, porque ya que está contaminado.

Para eso las autoridades hizo el llamado aquellas personas que desean hacer pesca  deben hacer con formalidad y tener permiso donde hace un par de años atrás sembraron miles de truchas en diferentes lugares y donde actualmente ya no deben haber muchos alevinos por que los malos personas lo matan con líquidos y reactivos que atentan contra nuestro medio acuáticas y nuestra salud.

Actualmente todos estos hechos están en proceso de investigación y se espera que al término quedan debidamente identificado ya que el uso del producto de cianuro está totalmente prohibido porque incluso es veneno para el ser humano.