“Rolando Rímac Gabino, dice ser abogado de Peter Ferrari quien también está siendo procesado por lavado de activos”  

Desde aproximadamente 6 a.m., del jueves 13 de junio 2019 hasta 5 p.m., del mismo día es decir durante 11 horas ininterrumpida se realizó la diligencia fiscal de allanamiento y descerraje de manera paralela de la oficina y vivienda del conocido abogado Rolando Rímac Gabino, de donde los fiscales que arribaron de la ciudad de Lima y efectivos policiales sacaron abundante documentación a ser investigada que se encontraba debidamente sellada y lacrada.

Aunque no se pudo obtener declaración de los representantes de la Fiscalía Supraprovincial que realizo dicha diligencia, se tomó conocimiento de la notificación en la refiere que por disposición del señor Fiscal Provincial del Primer Despacho de la Primera Fiscalía Supraprovincial Corporativa Especializada en Delito de Lavado de Activos y Perdida de Dominio, Dr. Lizardo Pantoja Domínguez se procede con el allanamiento y descerraje.   

Además en el documento se precisa que la diligencia se procede de acuerdo a la Resolución Judicial  No.- 1 del 07 de junio 2019 emitida por el Juez del Primer Juzgado de Investigación Preparatoria Nacional, mediante el cual se autorizaba el allanamiento y descerraje del inmueble; igualmente se proceda al registro domiciliario e incautación de bienes; al no encontrarse ninguna persona tanto en el domicilio del abogado ubicado en el jirón Yauli del distrito de Chaupimarca y las oficinas ubicado en el jirón 28 de julio en la nueva ciudad de San Juan se procedió con el descerraje.  

Finalmente el abogado Rolando Rímac Gabino, al ser abordado por la prensa, explico que no sabía nada del allanamiento y que se sorprendio cuando le comunicaron cuando se trasladaba a una diligencia judicial en la ciudad de Yanahuanca, por lo que tuvo que retornar y colaborar con toda la diligencia fiscal.

Además, fue preciso en referir que es abogado de Peter Ferrari, interno del Penal de Cochamarca, investigado por el delito de Minería Ilegal y Lavado de Activos, por lo que presumiblemente las autoridades que allanaron sus bienes suponen que podría haber documentación clasificada; al cual dijo que en su oficina y domicilio no hay documentos que lo puedan incriminar con dicho delito.