Muy a pesar que las autoridades recomendaron la tranquilidad y transparencia a los cientos de estudiantes; durante el examen de admisión de la Universidad Nacional Daniel Alcides Carrión (UNDAC), sorprendieron a dos postulantes con celulares ocultos en sus prendas de vestir y pegados a sus cuerpos, con los cuales pretendían hacer trampa para lograr una vacante a la primera casa superior de estudios.

Personal de la División de Investigación Criminal (DIVINCRI) Pasco, intervino al aspirante  G. A. C. V. (27), que postulaba a la carrera profesional de Odontología. De la misma forma, en la sede de Yanahuanca, la señorita M. B. P. (17), postulante a la escuela profesional de Medicina Humana, también fue intervenida.

Los efectivos de la DIVINCRI Pasco y el representante del Ministerio Público, iniciaron las investigaciones para esclarecer a existencia de una presunta mafia que se dedicaría a este tipo de ilícitos.