Después de casi diez días de paralización y dialogo por varias horas los comuneros de la Comunidad Campesina de Sacra Familia, desde ayer decidieron levantar la medida de fuerza, dejando desbloqueado la planta de minerales a fin que todo retorne normalmente con sus labores habituales.

John Torres Sánchez, Prefecto Regional de Pasco, informó que  se suscribió un acta donde la Empresa Minera, por fin aceptó la instalación de servicio de agua, electrificación, contratación de trabajadores para manejo de agua, incluir unidades vehiculares en traslado de materiales, entre otros puntos considerados en la plataforma de lucha, pero la reunión continuara dentro de 15 días.

Asimismo, indicó que hasta el lugar también llegaron representantes del Ministerio de Energía y Minas de la oficina de Gestión Social para intermediar en los diálogos, la medida de fuerza fue levantada aproximadamente a las 12:00 de la noche llegando a acuerdos favorables que también fue aceptada por la Comunidad Campesina de Sacra Familia.

Cabe indicar que hasta el lugar se trasladó dos días consecutivos el Prefecto Regional de Pasco Jon Torres Sánchez, para entablar e intermediar el dialogo con los comuneros y los representantes de la empresa.