Humilde madre de familia del distrito de Simón Bolívar de Rancas, desde hace tres años, plazo en que no avanza con las investigaciones para determinar las responsabilidades exige justicia por la muerte de su hijo de solo 3 años, que ocurrió debido a la negligencia de una empresa de construcción.

Elsa Cóndor Vílchez, muy mortificado mostró su malestar porque desde hace tres años no encuentra justicia por la muerte de su hijo, debido a las constantes suspensiones de las audiencias que se desarrollan en el poder judicial; extrañamente el Juez en varias oportunidades devolvió la carpeta al fiscal para reformular la acusación, lamentó.

Asimismo, refirió que la empresa contratista representado por el Hilario Galván Espinoza, no brindo apoyo menos indemnización económica, hasta la fecha ha desaparecido y no da la cara. Ahora nuevamente el Juez que está llevando el proceso, citó a audiencia donde nuevamente evaluaran si la acusación fiscal es admitida.

Cabe indicar que la zanja en la que murió su hijo fue dejada luego que demolieron el comedor popular para la construcción de un nuevo local multiusos por la Municipalidad Distrital de Simón Bolívar hace más de tres años. El área nunca fue cercada, por lo que muchos vecinos sufrieron caídas en mismo lugar y uno de ellos fue su hijo donde perdió la vida.