“Se le atendió y se le puso en observación, sin embargo el paciente no fue identificado y no se tenía ninguna información de sus familiares”

“Se requería la presencia de un familiar para que se haga cargo de los gastos médicos, se coordinará con los serenos para ver este tema y evitar estos inconvenientes”  

El Dr. Luis Milachay Espinoza, Director Hospital Carrión informó que en horas de la mañana del lunes 04 de junio el personal de Serenazgo condujo a una persona manifestando que probablemente haya sido atropellado; en el hospital se le ha recibido, atendido y se le hizo una primera evaluación donde se diagnosticó que no tenían ninguna evidencia grave del supuesto accidente a pesar de ello ha quedado en observación, para realizar una segunda evaluación a través de una ecografía para descartar algún problema interno.

“Era una persona recogido por el Serenazgo, lo trasladaron al hospital sin ninguna información sobre su identidad ni de sus posibles familiares, lamentablemente en el hospital para que se realicen algunos procedimientos así como para que asuman los costos de la atención tiene que estar un familiar y esto en varias oportunidades ya se ha conversado con los efectivos del Serenazgo para que apoyen en ello para identificar y localizar algunos familiares como en esta caso, como siempre lo estuvieron haciendo pero al parecer el personal del Serenazgo es cambiado constantemente entonces falta que se actualicen porque el trabajo que se hace es de manera coordinada”, explico.

Asimismo do directos ha informado que la Defensoría del Pueblo ha visitado al hospital sobre una información del Serenazgo refiriéndole que supuestamente no se le quería atender al paciente; al llegar inicialmente dialogo con el médico y el personal técnico de emergencia que atendió al paciente y luego la Defensoría del Pueblo dialogó con el Director del Hospital, siendo informado al detalle todo lo ocurrido.

“Muchas veces han traído a pacientes creyendo que está mal herido; sin embargo son pacientes que se encuentran en total estado de ebriedad, quienes luego de dormir en las camillas del hospital que son para enfermos se van ofendiendo al personal técnico y médico; otros que estando ebrios se caen se hacen heridas en la cabeza, se les atienden y se van sin pagan ni un céntimo al hospital que está en una situación crítica puesto que no tiene presupuesto y las aseguradoras no le reembolsan por los accidentes de tránsito”, dijo finalmente.