“Quiero aprovechar la oportunidad para aclarar sobre la denuncia y acusación del fiscal; todo es porque ejecute una obra de recuperación de un espacio donde se había formado un charco de aguas hervidas; ni siquiera era de un recurso hídrico y este mal llamado laguna Chaquicocha, era un depósito de aguas hervidas con la cual pobladores del distrito de Huayllay se estaban  contaminando; era un foco infeccioso para todos y a raíz de lo memoriales que presentaron toda la población; se decidió recuperar el espacio de solo 20 x 20=400 metros y no una laguna me quiere ver en la cárcel”, así, manifestó aclarando Héctor Morales Toledo, alcalde del distrito de Huayllay.

Precisó que en el terreno recuperado se pensaba ejecutar una obra de terminal terrestre; recordó que el proceso judicial se inicia cuando una vecina lo denuncia porque fue afectada por el desembalse de las aguas hervidas que inundo a su vivienda, acudió el Fiscal de Medio Ambiente para verificar donde recibe una información sesgada por el cual tuvo una concepción errónea manifestando que era una laguna, un recurso hídrico; “Pero en realidad era un charco de aguas hervidas”, acotó.

Se ha indagado en el inventario nacional de recursos hídricos del Perú, ahí no existe una laguna llamada Chaquicocha, con toda esta información acuerda para la recuperación de este espacio, ejecutando primeramente la construcción de canales de desagüe que a la actualidad ya está culminado y está en funcionamiento.

Finalmente dijo que la audiencia del proceso continuara donde estará aclarando todo sobre esta supuesta laguna y no es cierto que se haya cometido daño ecológico, porque ahí no había  ningún animal, ni una fauna; solo había cantidad de moscas que generaban la contaminación.