View on YouTube

Nuevamente se presentó un caso de engaño por parte de personas inescrupulosas que no miden las consecuencias con tal de encontrar lo que quieren; esta vez dos damas habrían sido dopadas y luego presuntamente habrían sido ultrajadas sexualmente; todo ello luego que estas dos damas fueron captadas con engaños con el cuento de encontrarles un puesto de trabajo en una empresa minera.

Según información que brindo el Coronel PNP Oscar Herrera Hermosa Jefe de la Divicaj Pasco el sujeto ahora detenido invitó a las señoritas a ingresar a una vivienda, les dijo que realizarían una “Mesada el pago a la Pacha Mama”, el sujeto les dijo que todo era para que les vaya bien, incluso debían masticar hojas de coca y tomar una bebida: sin embargo al parecer era agua mezclado con algún somnífero, que hizo que las féminas perdieron el conocimiento, el sujeto presuntamente las habría ultrajado.

Ante tan grave denuncia por una de las familiares de las féminas y en una rápida acción policial, el personal de la División de Investigación Criminal y Apoyo a la Justicia (Divicaj) Pasco intervino al presunto responsable, César Poma Alvarado (46), quien niega las acusaciones en su contra; sin embargo, aseguró el jefe policial aseguró que tiene antecedentes por el mismo hecho; iniciándose con las investigaciones para determinar las responsabilidades; de tal hecho la Fiscalía Provincial Penal de Turno de Pasco ya tiene conocimiento del hecho    

La tía de las dams, manifestó que con el cuento de conseguir un puesto laboral en una empresa minera, su sobrina B. L. I. (26) y una amiga P. A. V. (38), se contactaron con un sujeto, y fueron hasta una vivienda ubicada en el Jr. Crespo y Castillo, para entregar sus currículos; y tenían que entregar 70 soles, este sujeto, les dijo que les entregaría un certificado para ganar el puesto laboral con un sueldo de 3, 800 soles, lo cual era totalmente falso porque solo se aprovecho de ellas.  

Después las convenció para ingresar al inmueble, pidiendo al enamorado de su sobrina, que espere afuera. Luego les dijo que realizarían una “mesada”, masticaron coca y les ofreció un vaso de agua al parecer mezclado con un somnífero. Al quedar inconscientes, este depravado habría abusado de ellas. Una de las víctimas, recobró la conciencia y huyó para pedir ayuda.

Finalmente se supo que las agraviadas pasaron todos los exámenes de ley, a fin de confirmar o descartar la presunta violación sexual.