"Año de la Consolidación del Mar de Grau"

 

SIEMPRE Y TODA UNA VIDA FUE PADRE Y MADRE PARA SU ÚNICO HIJO Y TRABAJÓ VENDIENDO SU JUGO DE MARACUYÁ

Categoría: Sociales Publicado el Lunes, 09 Enero 2017 Escrito por CHELELO Visitas: 155

Desde que lo hemos conocido vendía sus jugos de maracuyá, por ello le pusieron ese nombre de cariño “La Tía Maracuyá" y desde hace más de 30 a 35 años participó en la Maratón Meseta del Bombón que se corre en la ciudad de Cerro de Pasco a 4,380 metros sobre el nivel del mar; su participación fue de manera ininterrumpida; solo que en el año 2016 después que le detectara la penosa enfermedad ya no participó, pero aun enferma acudió al Estadio Daniel Alcides Carrión donde la recibieron como todos los años, el pueblo lo hacía con vivas y aplausos.

 

Su pasión era el deporte del fondismo, “Voy a correr hasta la muerte decía y así lo cumplió”, por ello siempre participaba en diferentes actividades de maratón inclusive en otras ciudades; a pesar que se encontraba sola por la muerte de su hijo Juan Millán Rivera, a quien le decía de cariño “Mi Guagüita” y también padecía de una enfermedad incurable, ella seguía preparándose levantándose todos los días desde las 5 de la mañana para estar lista para el día de la maratón.

Atendió a su guagüita durante toda su vida, peor aún fue cuando cayó enfermo Juancito, estuvo postrado en cama por varios años, durante todo ese tiempo fue padre y madre, trabajó para mantener y comprar las costosas medicinas que requería para calmar del dolor que padecía su guagüita; fue incansable, vendía su maracuyá y participaba en las actividades de maratón de donde obtenía algunos ingresos económicos para solventar su hogar. 

Las autoridades y los organizadores de los eventos de mataron siempre lo apoyaron pero no era suficiente; por ejemplo el Ing. Klever Meléndez Gamarra lo puso a laborar como recepcionistas en el Gobierno regional porque La Tía Maracuyá no quería que el den limosna sino ganarse trabajando; es decir vendiendo su maracuyá o corriendo la maratón;  los dos últimos alcaldes provinciales; Johnny Ventura Rivadeneira y Rudy Callupe Gora, también lo apoyaron y siempre estuvieron pendientes de lo que le pasaría y le alcanzaron lo que necesitaba. 

Los hombres y mujeres de prensa también estuvieron con la Tía Maracuyá, muestra de ello realizaron una Radioton en la emisora “Cumbre”, donde recabaron muchas muestras de cariño, reconocimiento del pueblo y autoridades dando sus aportes económicos, de algunos productos y mucho más, que fue recibido con agrado por la Tía Maracuyá.

 

Visitas: 155