“Afirmó abogada del Jurado Nacional de Elecciones, Alexandra Marallano”

“Precisó que la resolución del Pleno del organismo electoral sobre el caso de la burgomaestre está amparada en jurisprudencia emitida desde 2009”

“Es una ofensa grave que se deslice el pago de un soborno al JNE cuando no existe la menor evidencia de ello”

Carece de acreditación y sustento la denuncia sobre el supuesto pago de una coima a funcionarios o magistrados del Jurado Nacional de Elecciones (JNE) para que presuntamente se emita una resolución a favor de la alcaldesa del distrito de Punchana, provincia de Maynas (Loreto), afirmó la asesora de la Presidencia del organismo electoral, Alexandra Marallano Muro.

Precisó que no hay ninguna prueba y solo la declaración de un colaborador eficaz, quien afirmó que dinero de la municipalidad habría servido para pagar a un abogado, quien presuntamente, lo habría solicitado para ser entregado a funcionarios del JNE.

La especialista señaló que lamentablemente este tipo de denuncias son comunes, y que de manera inescrupulosa se utiliza el nombre del JNE, de sus funcionarios y de sus magistrados, quienes siempre han actuado y actúan con total transparencia y de acuerdo a la norma electoral vigente.

Recordó que un ciudadano solicitó la vacancia de la alcaldesa de Punchana al considerar que había cometido infracción a las restricciones de contratación, causa que está expresamente señalada en la Ley Orgánica de Municipalidades (LOM).

Luego, agregó, el concejo municipal desestimó dicho pedido, por lo que se interpuso apelación ante el JNE para que emita resolución en segunda y definitiva instancia.

Indicó que después de analizar los medios probatorios, el 20 de enero de este año el Pleno del organismo electoral emitió una resolución que confirmó la decisión de no vacar a la autoridad municipal, cuyos argumentos están amparados en la legislación y en la jurisprudencia del JNE emitida desde el año 2009.

“No es una decisión extraordinaria o distinta a la que el Pleno del JNE haya emitido respecto de otros casos. Es una decisión que encuentra su amparo legal y que es tan clara en su redacción, que no permite tener alguna duda”, enfatizó.

Señaló que los magistrados emitieron la resolución por unanimidad, es decir, todos estuvieron de acuerdo con los fundamentos que se expusieron.

Marallano Muro subrayó que, si bien no se configuró la causa de vacancia porque no cumplieron los requisitos que el JNE estableció desde 2009, ello no es óbice para que el Ministerio Público continúe con las denuncias o investigaciones correspondientes. Agregó que el tribunal del JNE no determina hechos de corrupción o delitos penales, sino estrictamente resuelve causas en materia electoral.

En la resolución se señala de manera expresa que la decisión del Pleno está encuadrada en el procedimiento de vacancia conforme a la LOM y que no tiene ninguna relación con la investigación penal que se realice por las instancias de administración de justicia.

Manifestó que el JNE es el más interesado en que se aclaren estos hechos, que lo único que hacen es perjudicar la labor de la institución que ha trabajado siempre con transparencia y con apego a la normativa electoral.

Asimismo, la Procuraduría del JNE informó que la institución no está comprendida en esa investigación fiscal. Lo cual llama la atención que un programa dominical haya señalado que se investigue un presunto soborno al JNE cuando la investigación es contra los funcionarios municipales y un abogado.

Lima, 24 de mayo de 2022