“Familias organizadas gestionan sus emprendimientos en rubros agropecuario, artesanal, piscicultura y de servicios”

“Actualmente, están en marcha 13,853 pequeños negocios en comunidades rurales de Abancay (563), Arequipa (67), Ayacucho (583), Cajamarca (1222), Cerro de Pasco (344), Chachapoyas (459), Chiclayo (615), Chimbote (257), Cusco (750), Huancavelica (1172), Huancayo (270), Huánuco (1036),Huaraz (414), Ica (615), Iquitos (784), La Merced (515), Lima (331), Moquegua (68), Piura (1120), Pucallpa (339), Puno (1008), Tacna (136), Tarapoto (730) y Trujillo (750)”

En el periodo de 2012 a la fecha, con una inversión de 134 millones 639,875 soles, el Fondo de Cooperación para el Desarrollo Social (Foncodes) ha implementado con los proyectos Haku Wiñay y Noa Jayatai 14,166 emprendimientos de los rubros agropecuario, artesanal, piscicultura y de servicios en 22 regiones del país, en los que trabajan 55,672 familias.

Las familias organizadas en grupos de interés y con sus ideas de negocios participan en los concursos de emprendimientos rurales inclusivos. Cada perfil de negocio que logra la calificación del Comité Local de Asignación de Recursos (CLAR) obtiene el ansiado financiamiento que va entre los 18,800 hasta 20,300 soles.

De dichos montos, el 60 % es para la compra de materiales, insumos y equipos para implementar el emprendimiento, y el 40 % restante se destina para la contratación de un especialista que brinda la asistencia técnica y comercial.

La iniciativa de despertar en las familias rurales, el interés por emprender, es promovida por un Núcleo Ejecutor Central (establecido en cada distrito), organismo con personería jurídica, integrada por los ciudadanos de la comunidad encargados de administrar los fondos que transfiere el Estado a través del Foncodes.

“Haku Wiñay/Noa Jayatai promueve la inclusión económica sostenible de la población rural pobre y pobre extremo, en el marco de la política de desarrollo e inclusión social que impulsa el Midis. Así surgen nuevas familias emprendedoras, los cuales aprenden a generar su propio empleo y dinamizan la economía local y regional. 

Los emprendimientos constituyen también una oportunidad de trabajo para los demás integrantes de las familias y para otras personas del entorno que interviene en toda la cadena productiva”, refirió el director ejecutivo de Foncodes, Ulderico Figueroa Torre.

Lea también: Foncodes incorpora a sus proyectos productivos a 171,000 familias de pueblos originarios

Actualmente, están en marcha 13,853 pequeños negocios en comunidades rurales de Abancay (563), Arequipa (67), Ayacucho (583), Cajamarca (1222), Cerro de Pasco (344), Chachapoyas (459), Chiclayo (615), Chimbote (257), Cusco (750), Huancavelica (1172), Huancayo (270), Huánuco (1036),Huaraz (414), Ica (615), Iquitos (784), La Merced (515), Lima (331), Moquegua (68), Piura (1120), Pucallpa (339), Puno (1008), Tacna (136), Tarapoto (730) y Trujillo (750).

Los emprendimientos desarrollan actividades de crianza de cuyes, gallinas, cerdos, ovinos, vacunos, truchas, derivados de lácteos (yogurt, queso, mantequilla, manjar), picigranjas, apicultura, cultivo de flores, carpintería, panadería y otros; cuya producción se vende en ferias y mercados locales y regionales.

Los 53.039 hogares, que integran estas iniciativas, tienen la oportunidad de pasar de la situación de precariedad económica a tener sus propios negocios, así salir adelante y cambiar la historia de pobreza heredada de generación en generación. Con apoyo financiero y técnico del proyecto Haku Wiñay/Noa Jayatai caminan por la ruta de la autonomía económica y miran el presente y el futuro con optimismo.