“Damnificados de los distritos de Santa Ana de Tusi y Puerto Bermúdez piden ayuda a las autoridades”

Granizada, una fuerte tormenta de descargas eléctricas y el desborde del río Pichis, dañó viviendas y cultivos en los distritos de Santa Ana de Tusi y Puerto Bermúdez, en las provincias de Daniel Alcides Carrión y Oxapampa, respectivamente.

Los eventos se produjeron el último martes. En Santa Ana de Tusi, las precipitaciones pluviales y granizo afectaron las principales vías, las cuales terminaron empozadas, formándose charcos, lo que generó dificultades en el transporte interurbano, poniendo en vilo a los pobladores.

El alcalde del centro poblado Villa Corazón de Jesús del distrito de Santa Ana de Tusi, José Cosme, refirió la granizada y descargas eléctricas inició con fuertes vientos. “Este granizo de tamaño de una canica alarmó a los pobladores y las zonas afectadas fueron el caserío Piticchaca, Antagasha, San Antonio de Pogog y Casa Blanca. Se han dañado los techos de las viviendas de varias familias, cobertizos, sembríos de papa y por el intenso frío murieron ovinos y alpacas”, precisó.

El burgomaestre se apersonó al Gobierno Regional de Pasco a fin de solicitar apoyo para los  damnificados, ya que los factores climatológicos no cesan.

También lea: 

¡Abríguese! Temperatura nocturna descenderá en la sierra sur desde hoy

La tarde del mismo martes, también se reportó una fuerte granizada que afectó 10 áreas de cultivo en el anexo Cochac, distrito de San Francisco de Asís de Yarusyacan, provincia de Pasco.

Desborde de río Pichis  

De otro lado, esta mañana, debido a las lluvias intensas se desbordó el río Pichis, afectando viviendas y campos de cultivo en los sectores Rampa, Apetty, Puerto Principal, Yanizu y Santa Anita, en el distrito de Puerto Bermúdez.

El jefe de la oficina de gestión de riesgo del distrito de Puerto Bermúdez se apersonó al lugar de la emergencia para la evaluación de daños y análisis de necesidades. Asimismo, se viene brindando asistencia a las familias afectadas.

Se realizará el registró en el Sistema Nacional de Información para la Prevención y Atención de Desastres (Sinpad) y más coordinaciones para la ayuda humanitaria.