El Pleno del Congreso inició el debate de la insistencia del dictamen que propone un régimen especial facultativo de devolución de los aportes para los aportantes activos e inactivos bajo el Decreto Ley 19990, administrado por la Oficina de Normalización Previsional, cuya autógrafa fuera observada por el Poder Ejecutivo.

En la sesión virtual del miércoles 3 fueron sustentadas las propuestas de las cuatro comisiones dictaminadoras: Economía, Defensa del Consumidor, Presupuesto y Trabajo, que respaldaron la insistencia.

Cabe precisar que, con 33 votos a favor, 86 en contra y 1 abstención, fue desestimada la cuestión previa planteada por la congresista Carmen Omonte Durand en el sentido de que se invite al ministro de Economía y Finanzas a la sesión y pueda encontrarse una salida viable por parte del Estado, Congreso y Ejecutivo, dijo la legisladora.

La propuesta establece -de manera excepcional y por única vez- la devolución de los aportes, hasta por una unidad impositiva tributaria (UIT) a los aportantes activos e inactivos del Sistema Nacional de Pensiones.

La devolución de los aportes mantiene la condición de intangibles no pueden ser objeto de descuento, compensación legal o contractual, embargo, retención, cualquier forma de afectación, sea por orden judicial y/o administrativa sin distingo en la cuenta en la que hayan sido depositados. No se aplica a las retenciones judiciales o convenciones derivadas de deudas alimentarias, hasta un máximo de 30 % de lo retirado.

Mediante una Disposición Complementaria Final se precisa que las personas que han aportado al Sistema Nacional de Pensiones (SNP) y que a los 65 años de edad o más no han logrado cumplir los requisitos para obtener una pensión tienen derecho a la devolución de la totalidad de sus aportes efectuados.

Además, precisa que la ONP otorgará -por única vez- a los pensionistas del Decreto Legislativo 19990 una retribución extraordinaria equivalente a una Remuneración Mínima Vital (930 soles).

EL DEBATE

Durante el debate fue saludada la disposición de la Mesa directiva, que preside la congresista Mirtha Vásquez Chuquilín de poner el tema a debate.

“Quiero agradecerle, presidenta, por convocar a esta sesión del Pleno a atender el pedido de miles de aportantes a la ONP, quienes han sido permanentemente víctimas de indiferencia y de los funcionarios del Gobierno de Vizcarra que se opusieron y observaron la norma”, dijo María Cristina Retamozo (Frepap).

Enseguida agregó que “así como en este Congreso se luchó por devolver los aportes a los afiliados a la AFP, hoy estamos aquí para luchar por la devolución de los aportes a la ONP”.

Al sustentar la propuesta, el congresista Anthony Novoa Cruzado, presidente de la Comisión de Economía, apeló a la solidaridad con los aportantes a la ONP para solicitar su respaldo porque -dijo- que con la insistencia estamos encontrando justicia para las 4 millones 700 mil personas que son actualmente afiliados a la ONP; asimismo con los 576 mil pensionistas.

Además, cuestionó la negativa del Poder Ejecutivo de apoyar la propuesta. “El Ejecutivo se opone y los afiliados a la ONP demandan la devolución de sus aportes, porque requieren con urgencia por la pandemia, porque no cuentan con ninguna pensión”, dijo.

De aprobarse la propuesta, adelantó que hará un llamado al Ejecutivo para que no le ponga trabas y que piense en los millones de familias. “Si el Poder Ejecutivo presenta una demanda inconstitucional y el Tribunal Constitucional lo declara inconstitucional, de inmediato presentaremos una nueva propuesta que concuerde con lo que señale el TC para cumplir con los aportantes”, sostuvo.

“Hoy es un momento histórico, porque se reconoce a los 4,7 millones de aportantes y exaportantes a la ONP. Hay una deuda social que hay que pagar y que el presidente le niegue esa posibilidad a los hermanos de la ONP es un insulto”, dijo por su parte el congresista José Luis Luna Morales, presidente de la comisión de Defensa del

Consumidor, al tiempo de subrayar que “este Congreso hoy tiene la responsabilidad histórica de no darles la espalda”.

En esa misma línea se pronunciaron los congresistas Betto Barrionuevo, vicepresidente de la Comisión de Presupuesto y Daniel Oseda Yucra, presidente de la Comisión de Trabajo.

Durante el debate, el congresista José Núñez Salas sustentó un dictamen en minoría que contempla beneficiar a todas las personas con aportes a partir de los 65 y que tengan como mínimo de 10 años de aportes. Precisó que a los 10 años recibirían 250 soles, a los 15 años 350 soles y a los 20 años 500 soles.

“Se está mejorando muchas normas como, por ejemplo, que se pueda acceder a la pensión de jubilación adelantada con 25 años de aporte y 50 años de edad, el restablecer los derechos entre viudos y viudas para que los hombres también puedan recibir la pensión de viudez, la doble percepción de ingresos a fin de que una persona que se jubila pueda laborar y recibir la pensión de jubilación y los ingresos por remuneración. Todos estos cambios beneficiarían a 744 mil personas”.

El legislador pidió a sus colegas llegar a una fórmula de consenso entre el dictamen en minoría y la insistencia.

Si bien se dice que los afiliados con la insistencia se beneficiarán hasta con una UIT (4300 soles), en su intervención el congresista Dietell Columbus se centró en números porque -subrayó- que no todos van a tener una UIT.

“Casi un millón de afiliados a la ONP cuyo aporte previsional público no llega ni a 250 soles, y eso es lo que van a poder tener. Casi 450 mil afiliados tienen entre 250 y 500 soles y eso es lo único que van a poder retirar y otros 400 mil más que tiene entre 500 y 700 soles. Estamos hablando de 1 millón 800 mil compatriotas afiliados a la ONP, cuyos montos son bajos”, dijo. Y preguntó a sus colegas si recibir 250 soles va beneficiar más a los afiliados que un bono de 800 soles, que es la propuesta que respaldó Fuerza Popular.

Lima, 2 de diciembre de 2020

PRENSA-CONGRESO