“Afirma viceministro de Salud, Luis Suárez”

El viceministro de Salud Pública, Luis Suárez, dijo que la prohibición que ahora existe para la realización de reuniones sociales y familiares en el país, se mantendrá también en Navidad y Año Nuevo, pues aún persiste el riesgo de contagio.

“El riesgo es que mientras exista transmisión en la comunidad, cualquier persona extraña que entra a nuestro entorno, y que no use mascarilla, es un riesgo de transmisión”, señaló anoche en entrevista con Agenda Política, de Canal N.

Indicó que independientemente del curso de la pandemia, todo este año y probablemente el próximo, se debe mantener el distanciamiento social y el uso de mascarillas en todas las actividades que realicemos como ciudadanos, incluso las fiestas de Navidad y Año Nuevo, caracterizadas por incentivar los encuentros familiares y entre amigos. “Es el nuevo modo covid de vivir”, agregó.

Nuevas vacunas

De otro lado, Suárez Ognio, dijo que próximamente se va incorporar nuevos tipos de vacuna para el diagnóstico del covid-19, además de las moleculares y serológicas o rápidas, como las pruebas de antígenos, que reúne las virtudes de las dos anteriores sin necesidad de laboratorios, y otras pruebas basadas en la técnica de Elisa.

El ministro respondió a las críticas, según las cuales el Ministerio de Salud sigue insistiendo en utilizar las pruebas rápidas, a pesar que no son concluyentes.

Al respecto, señaló que no es una insistencia, sino que cada una de ellas se utiliza en diferentes etapas del proceso de diagnóstico: las pruebas moleculares para pacientes con síntomas menores a los siete días, y las pruebas rápidas para pacientes con más de siete días de síntomas.

"No es que estén insistiendo en un tipo de pruebas, si no lo que estamos es ordenando los protocolos de tal manera que la información que nos den sea de mayor utilidad para entender el progreso de la epidemia", aclaró.

Vacuna voluntaria

De otro lado, preguntado al respecto, el Viceministro de Salud Pública se pronunció a favor de que la vacuna contra el covid-19, cuando sea aplicada en el país, tenga carácter voluntario, es decir que cada ciudadano decidida si se la aplica o no, pero con la responsabilidad social de saber las consecuencias de esa decisión.

“Según como lo veo yo, la vacuna debe ser voluntaria, pero con la responsabilidad social de saber que si tengo una vacuna segura me estoy protegiendo, no solamente a mí, sino protegiendo a mi familia y protegiendo a la comunidad”, subrayó.

En principio, agregó, nada de debería ser obligatorio respecto a un medicamento o sustancia que reciba una persona, pero no se debe perder de vista que la vacunación también es un bien común, mientras haya personas que no están vacunadas, existe la posibilidad que se siga transmitiendo el virus.