“Organizaciones sociales de base que brindan alimentación a bajo costo a poblaciones vulnerables han vuelto a funcionar con lineamientos sanitarios emitidos por el sector”

A la fecha, el 73% de los 13 644 comedores del ámbito del Programa de Complementación Alimentaria (PCA) ha reiniciado sus operaciones en el país aplicando los lineamientos de seguridad sanitaria emitidos por el Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social (Midis) para evitar la propagación del coronavirus entre las socias que preparan y entregan los alimentos y los pobladores que reciben las raciones; y usando los kits de limpieza entregados por los municipios.

Es decir, 9951 comedores populares que pertenecen al PCA, en todo el territorio nacional, se han reactivado luego de la inmovilización social obligatoria que decretó el Gobierno Nacional debido a la emergencia sanitaria generada por la pandemia del COVID – 19. En la última semana han reiniciado el servicio 312 comedores populares.

Los comedores populares del ámbito del PCA son organizaciones sociales de base, aliadas estratégicas del Estado, que brindan alimentación a bajo costo a poblaciones en situación de vulnerabilidad. Estos comedores populares están liderados por mujeres, llamadas socias, que realizan un trabajo voluntario a favor de sus comunidades.

“Desde el Midis se viene monitoreando y apoyando la gestión de los comedores populares en estrecha coordinación con los municipios. Se trata de un trabajo articulado y descentralizado en beneficio de los sectores más necesitados de la población. Cada vez son más los comedores que están reiniciando el servicio. Son espacios vitales para el sostenimiento de las poblaciones vulnerables, y más en la emergencia sanitaria”, sostiene la titular del sector, Patricia Donayre Pasquel.

El Midis, a través del PCA, ejerce rectoría, gestiona ante el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) la transferencia de presupuesto para la adquisición de alimentos, formula los lineamientos de gestión, hace monitoreo y brinda asistencia técnica permanente a los municipios a través de convenios de gestión.

Son 230 gobiernos locales (195 municipios provinciales y 35 municipios distritales de Lima Metropolitana) los que se encargan de la adquisición y distribución de alimentos, así como de la supervisión del adecuado funcionamiento de los más de 13 mil comedores populares registrados en el PCA, que en todo el país deben beneficiar a 698 882 personas vulnerables.

De los 10 310 comedores populares existentes en las provincias del interior del país, ya se han reactivado 6857 (67%); de los 3031 existentes en los distritos de Lima Metropolitana, 2782 ya han vuelto a funcionar; y de los 323 que hay en la Provincia Constitucional del Callao, 312 ya están operando nuevamente.

En mayo, el Midis emitió lineamientos de seguridad sanitaria cuya aplicación constituye requisito fundamental para que los comedores reinicien operaciones. Entre ellos destacan el distanciamiento social de más de un metro entre las personas durante la recepción, el almacenamiento, la preparación y la entrega de los alimentos; la desinfección de superficies y utensilios, el uso de redecillas para el cabello y mascarillas por parte de las socias, la desinfección de sus zapatos y el lavado constante de sus manos.

Los lineamientos sanitarios también disponen que los comedores populares deben operar a puertas cerradas, que los alimentos sean preparados dentro del local respetando los protocolos de sanidad establecidos, y que las personas usuarias recojan los alimentos desde fuera del local, de forma ordenada, manteniendo la distancia social y utilizando la mascarilla correspondiente.

Responsabilidad municipal

A la fecha, de las 230 municipalidades que gestionan la modalidad de comedores populares del PCA, 198 ya han abastecido de alimentos a los comedores de sus respectivos territorios, 4 concejos municipales están en pleno proceso de abastecimiento de los comedores y 28 aún no han abastecido a dichos espacios de ayuda social. El Midis viene reforzando la asistencia técnica y seguimiento a esos últimos municipios.

Asimismo, las municipalidades deben entregar a cada comedor de sus respectivos territorios un kit de limpieza, desinfección y seguridad que, para tres meses, incluye lejía, mascarillas, cofias para el cabello, guantes de silicona, guantes de látex, jabón líquido, papel toalla, lavavajilla, mandiles de plástico, jebes o tela dril, bolsas de alta densidad para la basura y un tacho para la basura.

Esos kits, fundamentales para aplicar los lineamientos sanitarios, ya han sido entregados por 213 municipios. Otras 6 municipalidades están en proceso de entregarlos y 11 gobiernos locales están adquiriéndolos.

“Exhortamos a los municipios que aún no ejecutan el presupuesto orientado a comedores para que, pensando en sus vecinos más pobres, se pongan de una vez manos a la obra. En el Midis les brindamos asesoría técnica de manera constante”, subraya la ministra Donayre.

El Midis, a través del PCA, coordina con los municipios y el Ministerio de Salud la aplicación progresiva de pruebas rápidas de descarte de coronavirus a las socias de los comedores. Además, coordina con SEDAPAL el abastecimiento de agua segura en las zonas más vulnerables donde funcionan estos espacios de ayuda social  de Lima Metropolitana y el Callao.

Finalmente, cabe recordar que el Midis ha presentado al Ministerio de Economía y Finanzas una propuesta de presupuesto adicional para que los comedores puedan atender a un 50% más de la cantidad de personas usuarios que atienden actualmente.

Lima, 25 de setiembre de 2020

Oficina General de Comunicación Estratégica

Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social

www.midis.gob.pe