Dr. Juan CHAVEZ MAURICIO

¿Qué son los coronavirus?

Los coronavirus son una extensa familia de virus que pueden causar enfermedades tanto en animales como en humanos. En los humanos, se sabe que varios coronavirus causan infecciones respiratorias que pueden ir desde el resfriado común, hasta enfermedades más graves como el síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS) y el síndrome respiratorio agudo severo (SRAS). El coronavirus que se ha descubierto recientemente (SARS-CoV-2), es el responsable de la enfermedad por coronavirus (COVID-19).

¿Qué es la COVID-19?

La es una enfermedad infecciosa, causada por el coronavirus. Tanto el SARS-CoV-2 como la COVID-19, eran desconocidos antes de que estallara el brote en Wuhan (China).

¿Cuánto tiempo sobrevive el virus en una superficie?

No se sabe con certeza cuánto tiempo sobrevive el virus en una superficie. Los estudios realizados, indican que los coronavirus pueden subsistir en una superficie desde unas pocas horas hasta varios días. El tiempo puede variar en función de las condiciones (por ejemplo, el tipo de superficie, la temperatura o la humedad del ambiente):

  • En el aire: puede sobrevivir hasta 3 horas después de ser expulsada al aire.
  • Cartón, papel o celulosa: sobreviven 24 horas
  • En bolsa de plástico, barandas, manijas: sobreviven 3 días.
  • Teléfonos (celulares) y teclados: sobreviven 3 días.
  • Monedas: sobreviven 4 horas.
  • Guantes: sobreviven 8 horas.
  • Alimentos: al cocinarlos más 60° el virus se inactiva.

¿Cuánto dura el periodo de incubación de la COVID-19?

El “período de incubación” es el tiempo que transcurre entre la infección por el virus y la aparición de los primeros síntomas de la enfermedad. La mayoría de las estimaciones respecto al periodo de incubación de la COVID-19 oscilan entre 1 y 14 días, y en general se sitúan en torno a cinco días.

¿Cómo se propaga la COVID-19?

La enfermedad se propaga de persona a persona a través de pequeñas gotas (conocidas como microgotas de Flügge​)  procedentes de la nariz o boca que salen despedidas cuando una persona infectada tose o estornuda. Estas gotitas caen sobre los objetos y superficies que rodean a la persona, de modo que otras personas pueden contraer la COVID-19 si tocan estos objetos o superficies y luego se tocan los ojos, la nariz o la boca. También pueden contagiarse si inhalan las gotitas que haya esparcido una persona con COVID-19 al toser o estornudar. Por eso es importante mantenerse a más de 1 metro de distancia de una persona que se encuentre enferma. Una persona puede contraer la COVID-19 por contacto con otra que esté infectada por el virus

¿Cuáles son las medidas de protección?

Mantenerse al día de la información más reciente sobre el brote de COVID-19, través de las autoridades de salud pública nacionales y locales. Hay varias precauciones que se pueden adoptar para reducir la probabilidad de contraer o de contagiar la COVID-19. Los más importantes:

  • Lavarse las manos a fondo y con frecuencia usando un desinfectante a base de alcohol (70%) o con agua y jabón. ¿Por qué? Lavarse las manos con agua y jabón o usando un desinfectante a base de alcohol, matan a los virus que puedan estar en las manos.
  • Mantenga una distancia mínima de 1 metro entre usted y cualquier persona que tosa o estornude. ¿Por qué? Cuando alguien tose o estornuda, despide por la nariz o por la boca gotitas de líquido que pueden contener el virus. Si está demasiado cerca, puede respirar las gotitas y con ellas el virus de la COVID-19.
  • Evite tocarse los ojos, la nariz y la boca. ¿Por qué? Las manos tocan muchas superficies y pueden recoger virus. Una vez contaminadas, las manos pueden transferir el virus a los ojos, la nariz o la boca. Desde allí, el virus puede entrar en su cuerpo y causar la enfermedad.
  • Cubrirse la boca y la nariz con el codo doblado o con un pañuelo de papel al toser o estornudar. El pañuelo usado debe desecharse de inmediato. ¿Por qué? Los virus se propagan a través de las gotitas. Al mantener una buena higiene respiratoria está protegiendo a las personas que le rodean de virus.
  • Permanezca en casa si no se encuentra bien. Si tiene fiebre, tos y dificultad para respirar, busque atención médica. Siga las instrucciones de las autoridades sanitarias locales. ¿Por qué? Las autoridades locales disponen la información más actualizada sobre la situación en su zona.
  • Manténgase informado sobre las últimas novedades en relación con la COVID-19. Siga los consejos de las autoridades sanitarias nacionales y/o locales sobre la forma de protegerse a sí mismo y a los demás ante la COVID-19. ¿Por qué? Las autoridades nacionales y locales disponen de la información más actualizada acerca de si la COVID-19 se está propagando en su zona.
  • Consulte las noticias más recientes sobre las zonas de mayor peligro (es decir, las ciudades y lugares donde la enfermedad se está propagando más extensamente). Si le es posible, evite desplazarse a estas zonas, sobre todo si su edad es avanzada o tiene usted diabetes, cardiopatías o neuropatías. ¿Por qué? Estas precauciones se deben adoptar en estas zonas porque la probabilidad de contraer la COVID-19 es más elevada.

 

 

¿La mascarilla, sirve?

Si no se tiene los síntomas respiratorios característicos de la COVID-19 (sobre todo, tos) o no se está cuidando a una persona que pueda tener esta enfermedad, no es necesario usarlo. Recuerde que las mascarillas desechables solo se pueden utilizar una vez.

¿Cuáles son los síntomas de la COVID-19?

Los síntomas generales incluyen cansancio, fiebre más de38°, tos seca. Algunas personas pueden presentar rinorrea, dolor de garganta y dificultad para respirar. Estos síntomas suelen ser leves y aparecen de forma gradual. Algunas personas se infectan, pero no presentan síntomas y no se encuentran mal. Todos o casi todos los casos diagnosticados tienen neumonía, algunos desarrollan insuficiencia renal u otra disfunción orgánica.

¿Quiénes son las personas más afectadas?

Las personas mayores (tercera edad) y las que padecen afecciones subyacentes, como hipertensión arterial, problemas cardiacos o diabetes, insuficiencia renal crónica, tienen más probabilidades de desarrollar una enfermedad grave.

¿A quiénes se les están haciendo la prueba rápida?

A toda persona que muestre signos de neumonía relacionada por un virus de "incierta procedencia", con síntomas evidentes como tos, fiebre y dificultad para respirar y que haya tenido contacto con una persona infectada o haya permanecido en una región de riesgo particularmente afectada es un caso sospechoso justificado.

¿Cómo se hace la prueba?

En la mayoría de los casos, la prueba consiste en tomar una muestra de la garganta o de la nariz del paciente con un hisopo y se envían al laboratorio para detectar la presencia del coronavirus. Con la ayuda de las pruebas rápidas se puede identificar a las personas infectadas y los posibles "puntos calientes" de infección. Es la única manera de poner en cuarentena a las personas infectadas, ya sea en una instalación médica o, en casos más leves, en su casa.

¿Cómo se informa a las personas afectadas?

La prueba real dura unas cinco horas, más el tiempo de transporte al laboratorio de pruebas. Los resultados suelen estar disponibles después de uno o dos días. Si el resultado de la prueba es positivo, se informa inmediatamente al paciente y a la autoridad sanitaria correspondiente.

¿Hay vacunas contra coronavirus?

Hasta la fecha, no existe ningún tipo de vacuna específica contra el coronavirus. Se están investigando posibles vacunas y distintos tratamientos farmacológicos específicos. La OMS está coordinando los esfuerzos dirigidos a desarrollar vacunas y medicamentos para prevenir y tratar la COVID-19.

¿Se puede hablar de un plazo en el que se pueda tener una vacuna?

La vacuna contra el coronavirus podría demorarse un año y medio antes de ser usada ampliamente en la población, lo cual sería un tiempo récord. Toda vacuna debe pasar por un proceso de desarrollo en el laboratorio para después pasar a demostrar su seguridad y eficacia en ensayos clínicos en humanos antes de ser aprobada. 

¿tiene tratamiento el coronavirus?

Hasta la fecha, no existe ningún medicamento antiviral que prevenga o tenga acción neutralizante ni destructiva contra el virus COVID-19. Experimentalmente, se están probando varias combinaciones de fármacos para tratar la enfermedad causada por el coronavirus.

Mendoza, 25 de marzo 2020.