“Servicio Educadores de Calle atendió a 7,922 niñas, niños y adolescentes; también en Pasco”

El Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables (MIMP) a través del Servicio Educadores de Calle, logró que 1,090 niñas, niños y adolescentes dejen de trabajar en las calles de distintas ciudades del país, entre los meses enero a noviembre de 2019.

Asimismo, durante el 2019, el Servicio Educadores de Calle atendió a 7,922 niñas, niños y adolescentes, de los cuales 4,308 son varones y 3,614 mujeres, precisó.

Explicó que el Servicio Educadores de Calle tiene como finalidad restituir y enseñar a ejercer sus derechos a las y los menores de edad que trabajan o viven en la calle, así como aquellos que se dedican a la mendicidad. Para lograrlo, los educadores de calle generan un vínculo de confianza con ellas y ellos.

Las principales regiones donde fueron atendidos los niños, niñas y adolescentes fueron Lima Metropolitana (1,788) Arequipa (610), Puno (443), Junín (434), La Libertad (405), entre otras regiones a nivel nacional.

Los profesionales de este servicio emplean una estrategia que demanda tiempo y paciencia para ganar la confianza de las niñas, niños y adolescentes. Van hasta donde ellos se encuentran vendiendo sus productos. Apelan al juego para ayudarlos en sus estudios y comprometerlos a participar en talleres diversos para desarrollar sus habilidades y no dejen los estudios.

Este servicio del MIMP establece una relación de confianza con las niñas, niños y adolescentes, en base a actividades lúdicas y conversaciones informales. En el proceso, los especialistas realizan un continuo seguimiento de sus avances y de su familia, brindándoles consejería, talleres formativos y artísticos, talleres socioeducativos y asesoría legal.

Paralelamente, trabajan con las familias para sensibilizarlas y lograr que se comprometan con su rol protector, buscando que comprendan que sus hijos e hijas tienen derecho al juego y el estudio.

El Servicio de Educadores de Calle atiende en 22 regiones: Áncash, Apurímac, Arequipa, Ayacucho, Cajamarca, Callao, Cusco, Huancavelica, Huánuco, Ica, Junín, La Libertad, Lambayeque, Lima, Loreto, Moquegua, Pasco, Piura, Puno, Tacna, Ucayali y Tumbes. Durante el 2019 se atendió 7,922 menores de edad en situación de calle.