El Decreto de Urgencia, 010-2019 que modifica la Ley 30309 y promueve la investigación científica, desarrollo tecnológico e innovación tecnológica, fue evaluado por la Comisión Permanente en el Grupo de Trabajo que preside el legislador Ángel Neyra.

            Sin embargo, los congresistas y el coordinador del Grupo estuvieron de acuerdo en postergar hasta el miércoles 8 (a las 10 am) elaborar el documento final con las observaciones y recomendaciones recogidas en la sesión de hoy lunes 6. 

            Dicha norma - ya vigente desde el 31 de octubre 2019- amplió las deducciones de impuestos adicionales hasta un 215% para promover la investigación científica realizada por empresas y centros vinculados a la actividad agropecuaria.

            Neyra Olaechea, quien sustentó el informe en mayoría, criticó la posición del Poder Ejecutivo que envía al Congreso (Comisión Permanente) a funcionarios sin mayores conocimientos o capacidad de decisión, con los que no se puede debatir sobre las implicancias de un decreto que está legislando sobre temas tributarios y que es contrario al mandato constitucional.

            Milagros Salazar sostuvo que la mencionada norma, que implica beneficios tributarios,  se extiende hasta el año 2022, lo que permite ampliar las deducciones de impuestos adicionales hasta en 215%, para promover la investigación científica  pero sin un debido control.

            El legislador Edgar Ochoa Pezo, que al inicio de la sesión pidió que la norma retornase a la comisión para un mejor estudio, sustentó un informe en minoría recordando que en el país hace falta estimular la investigación científica. Recordó también que el Congreso ha aprobado una serie de leyes de exoneraciones y beneficios económicos con el apoyo de la mayoría que hoy se apone a los términos del DU 010-2019.

            Los legisladores Luis Iberico y Miguel Ángel Torres, coincidieron en que la norma no debe dejar puertas abiertas para que, valiéndose de ella, las empresas puedan proponer investigación en cualquier rubro diferente a su actividad comercial y gozar del beneficio tributario por investigar. También sugirieron que CONCYTEC valide y registre  la actividad y empresa investigadora.

            Iberico Núñez  solicitó  que incorporen en un nuevo texto las observaciones realizadas y puntualizó la necesidad de someter a un proceso de investigación lo actuado hasta el momento, bajo los términos de la Ley 30309 que promueve la investigación científica, desarrollo tecnológico e innovación tecnológica. Esta establecía una deducción adicional hasta este 2019, pero que ahora se ha sido extendido por tres años más. “Es necesario conocer a que empresas se quiere beneficiar”, sostuvo.