Autor: Jurisconsulto y Abogado: Isaac Raúl HUAMALI SANCHEZ, Ex Candidato al Congreso Nacional de la República del Perú y a Vicegobernador Regional por Pasco.

 

El expresidente al Consejo de Ministros de la República del Perú Cesar Villanueva en el periodo presidencial de Martin Vizcarra, se encuentra encarcelado en uno de los penales de máxima seguridad “Castro Castro” de la ciudad de Lima. Deberá cumplir 18 meses de prisión preventiva por haber perpetrado delitos cuando fue presidente y/o gobernador de la región San Martin y sostener vinculaciones criminales con la brasileña ODEBRECHT y gestionar delictualmente con otros coinvestigados y la buena pro de la carretera San José de Sisa y su ejecución.

Los peruanos podemos concebir sorprendidamente que en más altos son los cargos de los funcionarios públicos en el país, se encuentren más comprometidos con la cancerígena y mortal corrupción que viene destruyendo Estados y Naciones, no sólo en Perú sino en todo el planeta.

La corrupción y el problema de la corrupción en el mundo es conocido desde los albores de la humanidad (hace más de 2,000 años atrás) ya las Sagradas Escrituras enunciaba entornos de la corrupción de los hombres en el mundo. En el antiguo testamento, libro Deuteronomio, capítulo 16, verso 19, reza lo siguiente: “No tuerzas el derecho; no hagas acepción de personas, ni tomes soborno; porque el soborno ciega los ojos de los sabios y pervierte las palabras de los justos”.

El término corrupción viene del concepto de podredumbre; descomposición, putrefacción, proceso natural de degradación de un organismo biológico tras su muerte. Corrupción entonces es una CONDUCTA INMORAL y muy contrario a los VALORES CRISTIANOS y que significa en definitiva MUERTE ESPIRITUAL.

En nuestro país históricamente ha pervivido la insania de la corrupción. Cuando revisamos el libro del peruano Alfonso Quiroz, titulado “Historia de la Corrupción”, hallamos que en los dos gobiernos de Francisco Belaunde Terry (1963-1968 y 1980-1985) existió formas de corrupción de Alto Vuelo, como el escándalo del CONTRABANDO que dañaron la imagen del gobierno Belaundista y de las Fuerzas Armadas. La escala de las redes de contrabando con protección oficial era más grande y sería de lo que se había sospechado. En esa crucial coyuntura Belaunde nombró al General Francisco Morales Bermúdez Cerruti como Ministro de Hacienda, para ocuparse de la investigación del ejecutivo sobre las Aduanas y el Contrabando. El contrabando de artículos de lujos y otros bienes en el Perú se había vuelto un negocio masivo y bien organizado que operaba con el conocimiento y la complicidad de altos funcionarios civiles y militares del gobierno Belaundista; donde el 68% de los impuestos de aduanas quedó sin cobrar debido al contrabando, la subvaluación y las exenciones, respectivamente. En síntesis, el costo de las actividades de contrabando facilitadas por la corrupción durante el Régimen de Belaunde equivalió aproximadamente el 14 o 15% de los ingresos del gobierno Nacional en el periodo 1963-1967; robando millones y millones de soles en maleficio y perjuicio del Perú y los peruanos.

Nos interrogamos todos juntos: ¿De qué Buen Gobierno limpio de Acción Popular y Belaundista podemos hablar? ¿Por qué los actuales políticos del símbolo de la lampa de Acción Popular, esconden los actos de barbarie y corrupción que implantaron y practicaron cuando fueron gobierno en 2 periodos? ¿Por qué no reconocen que en sus gobiernos tuvieron malo de seda y energías tibias contra las guerrillas y el terrorismo que hizo tánto daño al Perú?

Así no se miente y no se sorprende a la Democracia de un país; de esa manera no se puede hacer política. Hoy Acción Popular está al servicio de los Poderosos del País y que las encuestas lo ponen en 1er lugar (antojadiza y mentirosamente) para lograr que nuevamente sean un Gobierno Corrupto que sólo beneficie los intereses de los “Dueños del Perú”.

Los electores de Pasco y del Perú tenemos que rechazar enérgicamente la tamaña farsa acciopopulista de que serán un “gobierno limpio”, ya no lo podemos creer porque sus gobiernos anteriores se salpicaron de mucha corrupción y malas artes de gobierno para beneficiar a un grupo privilegiado, en agravio de la inmensidad población peruana. Los electores actuales cimentados en la juventud tengamos mucho cuidado.

Concluyo, expresando que los peruanos tenemos una tarea por delante y sin postergaciones, y esa tarea inmediata es la frontal LUCHA ANTICORRUPCION y el CIERRE DE BRECHAS DE DESARROLLO; cada uno de nosotros hagamos esfuerzos para que este “Perú Profundo de Arguedas” y este “Perú al pie del orbe, Perú al pie del mundo de Vallejo”. Viva con un mejor amanecer democrático después del 26 enero 2020; cerremos filas contra los políticos corruptos que estafan y dañan nuestro Perú en nombre de los grupos oscuros de Poder.

¡Que Dios los Proteja!; ¡Que Dios los Bendiga!