La Comisión de Pueblos Andinos, Amazónicos y Afroperuanos, Ambiente y Ecología del Congreso de la República aprobó por unanimidad el dictamen que declara de interés nacional la creación del Instituto Peruano de Lenguas Indígenas u Originarias (IPELI), de autoría del congresista Armando Villanueva Mercado (Acción Popular).

            La mencionada institución nace también de la iniciativa aprobada en la Comisión de Cultura, proyecto de ley 3365/2018-CR-, que tuviera opiniones favorables tanto del Ministerio de Cultura, la Defensoría del Pueblo, como de organizaciones sociales que tratan el tema indígena, y se encuentra enmarcada en lo previsto por la Ley 29158, Ley Orgánica del Poder Ejecutivo.

            Villanueva Mercado destacó en defensa de su iniciativa legislativa, la importancia de contar con un ente de esta naturaleza para reconocer, defender, promover el uso de las 48 lenguas indígenas registradas oficialmente por la autoridad de Cultura, que ya en las últimas décadas se tuvo conocimiento de la desaparición de muchas lenguas autóctonas.

            Por su parte, las congresistas María Elena Foronda Farro (Frente Amplio) y Marisa Glave Remy (Nuevo Perú) mostraron su satisfacción y felicitaron la iniciativa.

       Glave solicitó la inclusión del PL 3712 de Tania Pariona para hacer un dictamen conjunto porque la materia no es distinta, mientras que Foronda planteó que esta propuesta brindaba un reconocimiento de los derechos ancestrales de los pueblos indígenas.

ARROJAR DESECHOS ES UNA FALTA

 

            La Comisión de Pueblos Andinos también aprobó por unanimidad el dictamen recaído en el Proyecto de Ley 1146/2017-CR que, con texto sustitutorio, propone modificar el artículo 450 del Código Penal e incorpora como falta contra las buenas costumbres arrojar o dejar residuos en el mar, ríos, lagos o sus playas o riberas, jardines, alamedas, parques, áreas naturales protegidas o áreas declaradas patrimonio cultural de la humanidad o museos para proteger el medio ambiente.

 

La iniciativa es de autoría del congresista Sergio Dávila.

 

   El fortalecimiento de las capacidades de las rondas campesinas en el país que permita el desarrollo sostenidos de sus comunidades y del país, fue el primer tema de la agenda y es de autoría del congresista, Wilmer Aguilar Montenegro.

 

  Al sustentar su iniciativa en la sesión de la Comisión de Pueblo Andinos, Aguilar dijo que propone la modificación del artículo 6 de la Ley de Rondas Campesinas con la finalidad de mejorar la gestión de los ronderos en el desarrollo de su comunidad.

 

  Señaló que hay más de dos millones de ronderos en el país que buscan el reconocimiento del Estado y que se encuentra ubicados especialmente en bolsones de pobreza y pobreza extrema.