La primera vicepresidenta del Congreso, Karina Beteta Rubín, dijo que en esta Semana de la Democracia, es oportuno que los ciudadanos puedan ser parte del fortalecimiento y ayudar a que todas las instituciones recuperen una democracia que permita discrepar y, sobre todo, tener capacidad de tolerancia y respeto.

     Sus expresiones fueron dichas al inaugurar el foro "La Democracia en el Perú, rumbo al Bicentenario", organizado por el ciclo de conferencias "Martes Democráticos", que organiza la Oficina de Participación Ciudadana.

     Beteta dijo que como demócratas saben discrepar, pero lo más importante es defender las instituciones. "Siempre el equilibrio de poderes nos va a permitir el rol que a cada quien le corresponde.

Al Ejecutivo le toca cumplir con el país, dirigir las políticas de Estado, educación de calidad, salud para todos los peruanos, dotarnos de los servicios de agua y desagüe, así como trabajos para todos, principalmente para los jóvenes", expresó.

     En otro momento expresó que el Congreso cumple tres roles fundamentales: legislar, representar y fiscalizar. "A través de la función fiscalizadora, es un rol muy duro y criticado por algunos, que lo llaman obstruccionismo".

     "Sin embargo, el pueblo es muy inteligente y sabio porque en las próximas elecciones van a saber determinar por quién votar. En estas tres funciones lo que hace el Parlamento es cautelar los recursos de todos los peruanos", sostuvo.

    Invocó a que en esta Semana de la Democracia, los presentes puedan expresarse y defender la democracia como única herramienta para el desarrollo del país. "Debemos de llegar al Bicentenario como un país fortalecido donde prime la paz, la democracia y, sobre todo, el respeto mutuo entre todos", sostuvo.

      Por su parte, el presidente de la Comisión Multipartidaria Conmemorativa del Bicentenario de la Independencia del Perú, Juan Sheput Moore, dijo que el Parlamento está siempre invocando al diálogo que es la esencia de la democracia y va a permitir construir una agenda en beneficio al país.

     "Debemos tener una intensa relación con el ciudadano para que entiendan que esta situación que viene atravesando el país, no afecte a nadie y que aparenta ser positiva para el país, es todo lo contrario, si el Congreso desaparece, desaparece la democracia", sostuvo.

     El foro también contó con la presencia del constitucionalista Ernesto Álvarez Miranda; de Fernando Ayllón Dulanto, jefe del Museo del Congreso y de la Inquisición; y el abogado Diethel Columbus Murata.