Convenio entre Ministerio de Salud, SIS y la FAP está permitiendo salvar la vida de neonatos de origen humilde y de zonas alejadas del país.

Lima, 05 de setiembre 2019.- En los últimos diez meses, 90 neonatos (con menos de 28 días de nacido), cuyo estado de salud era crítico y corrían peligro de perder la vida o quedar con graves secuelas, fueron trasladados de emergencia, vía aérea, desde diversos puntos del país a hospitales de alta complejidad de Lima e Iquitos donde recibieron atención inmediata.

Siete de los neonatos trasladados en las aeronaves de la Fuerza Aérea del Perú (FAP) requerían intervención quirúrgica, 4 cirugía cardiovascular y 2 neurocirugía. El SIS, como ente financiador en salud del Estado, brindó la cobertura total de la atención de estos bebés. 

Esta cifra es casi el 30% del total de pacientes SIS que fueron auxiliados en el marco del Convenio de Cooperación Interinstitucional entre el Ministerio de Salud, el Seguro Integral de Salud y la FAP, suscrito el 30 de octubre del 2018.

De los 90 recién nacidos trasladados, 88 fueron conducidos a hospitales de alta complejidad de Lima y dos a establecimientos del mismo nivel de Loreto.

Uno de estos casos es el de la pequeña Lesly, quien nació hace tres semanas con el corazón fuera del pecho en el hospital Carlos Cornejo Roselló de Azángaro, Puno, y trasladada al Instituto Nacional de Salud del Niño de San Borja, donde se encuentra en situación estable y tratada por médicos especialistas en cardiología pediátrica.

Desde Huánuco procede la mayoría de los recién nacidos trasladados por su situación de emergencia, con 17 neonatos. Le sigue Ucayali, con 15; Lambayeque 10; Piura 7; Amazonas 6; San Martín 6; Junín 6, Huancavelica 5, Loreto 4, Apurímac 4, entre otras regiones.