Cuando todo era alegría y tranquilidad por la clasificación del “Unión Pasco” a la siguiente fase provincial, comenzaron las dificultades; todo hace indicar que sus patrocinadores se han excedido en los  sueldos y gratificaciones de los jugadores y cuerpo técnico; al punto de entrar en dificultades económicas, por consiguiente todos quedaron impagos; por fuerza mayor los  jugadores tuvieron que abandonar al club esperando que se solucione este engorroso caso; varios de ellos ya están buscando emigrar a otros clubes pasqueños; otro grupo regresó a sus lugares de origen.

Si bien es cierto que el Unión Pasco club nato de Chaupimarca apareció con buenos bríos, luego se metió en una serie de problemas relacionados a su inscripción en la Liga Matriz, incluso estuvo a punto de quedar inhabilitado, cual ave fénix renació de la mano de su delegado y coordinador el “Chinito” Guillermo García, quien con su sapiencia capeo el temporal y logró poner en orden al club; luego de la mano del joven DT William Aranda supero con creces la fase distrital, logrando conseguir el subcampeonato; claro está con una buena cartilla de jugadores.

Ahora el club ya clasificado a la siguiente ronda de la copa Perú está esperando la llegada de uno de sus principales patrocinadores, se trata del empresario Roy de la Cruz, quien decidirá el destino de este novel equipo de Cerro de Pasco.