La Comisión de Pueblos Andinos, Amazónicos, Afroperuanos, Ambiente y Ecología que preside el congresista Wilbert Rozas aprobó este martes 9 de abril el dictamen que propone la remediación de los pasivos ambientales por la actividad minera.

Dicha iniciativa reúne 10 proyectos de ley de diversos congresistas y plantea hacer más eficiente la gestión y manejo de los más de 8 mil pasivos mineros en nuestro país que permitan avanzar hacia la eliminación de los riesgos para nuestros ecosistemas y la salud de la población.

Para ello, se dispone la modificatoria a los artículos 2,3,5,6,7 y 9, y la Tercera Disposición Complementaria y Final de la ley 28271 que regula los pasivos ambientales de la actividad minera, y se encarga al Ministerio de Energía y Minas priorizar la identificación, registro y remediación de pasivos mineros ubicados en las cuencas hidrográficas del Perú, así como elaborar un Plan Nacional que garantice la reparación de los pasivos clasificados de muy alto o alto riesgo y el presupuesto para su ejecución.

Entre los principales cambios que propone el dictamen a la ley 28271, se precisa la definición de los pasivos mineros como aquellos restos o depósitos de residuos producidos por operaciones mineras abandonadas o inactivas, y que constituyen un riesgo permanente a la salud ambiental, especialmente de aquellas poblaciones vulnerables, así como a los territorios indígenas.

Asimismo, se señala que la remediación y mitigación de los pasivos ambientales mineros clasificados de muy alto y alto riesgo, recae en el Estado a través del Ministerio de Energía y Minas, hasta que se identifique al responsable o a un remediador voluntario.

Finalmente, se establecen sanciones para quienes resulten responsables de la no remediación del pasivo a través de la caducidad de denuncios, petitorios y concesiones mineras, e impedimentos para solicitar nuevos petitorios y explotar unidades mineras, en caso no culminen la remediación en un plazo de seis años desde la aprobación del Plan de Cierre.

El gran problema es que el Estado no ha logrado identificar al responsable de los pasivos ambientales mineros, y existe un vacío legal al respecto. Mientras tanto, las personas afectadas y contaminadas por metales pesados no saben a quién reclamar. Con esta propuesta, se busca atender una problemática muy grave que viene ocurriendo a nivel nacional, y se brindan herramientas al Estado para remediar los pasivos mineros que se encuentran abandonados y sancionar a las empresas que contaminan”, sentenció Wilbert Rozas, presidente de la Comisión de Pueblos.

DATO

 

El predictamen que plantea la remediación de los pasivos ambientales mineros fue aprobado por unanimidad y la tercera disposición complementaria se votó obteniendo los siguientes resultados. A favor: Horacio Zeballos, Jorge Meléndez y María Elena Foronda.  En contra: Pedro Olaechea y Modesto Figueroa. Abstenciones: Juan Carlos Del Águila, Tamar Arimborgo y Mártires Lizana