Emplazo al gobernador, congresistas y consejeros a definir posición y precisar si están con Arequipa o la empresa

 

El congresista Justiniano Apaza manifestó que estando próxima la fecha de conclusión del plazo de suspensión de obligaciones del proyecto Majes Siguas II, acordada por el Gobierno Regional en la gestión de Yamila Osorio y el Grupo Cobra (Concesionario), está en marcha una intensa campaña de “sensibilización” para que el Gobierno Regional y la ciudadanía acepte que la única vía para reiniciar el proyecto, es aceptar las condiciones del Grupo Cobra y suscribir la Adenda 13 en los términos propuestos por éste y aceptados por Yamila Osorio.

Apaza señaló que la labor de lobistas al servicio del grupo Cobra es articulada por el MEF ante la total ausencia de liderazgo del Gobernador Regional e ineptitud y desconocimiento de sus funcionarios en AUTODEMA. Añadió que este vacío es copado por lobistas que difunden un mensaje catastrófico: el arbitraje, si no se acepta la propuesta del “cambio tecnológico” del Grupo Cobra y el sobrecosto que ello supone; mensaje que, lamentablemente, ha tenido eco en algunos congresistas y consejeros del gobierno regional. 

 “Los voceros del Grupo Cobra desconocen que el cambio propuesto por el Grupo Cobra cuestiona su propuesta técnica presentada para adjudicarse la concesión y, por tanto, modifica el factor de competencia, por lo que ha sido observado por el supervisor especializado, por la Contraloría y expertos que cuestionan su viabilidad, así como el mayor costo del proyecto que, además elevará el costo de la hectárea a 9,700 dólares (76% de incremento). El dueño del proyecto, en representación del pueblo arequipeño, es el Gobierno Regional y su rol es defender los intereses de la región y no ceder al chantaje del inescrupuloso inversionista”, sostuvo Apaza Ordóñez.

Apaza Ordóñez indicó que los mensajeros del apocalipsis van más allá, vociferan y aducen que cualquier propuesta de modificar el módulo de tierras para permitir el acceso a la propiedad de pequeños y medianos agricultores arequipeños es “populismo”.

“Ignoran la realidad de la vigorosa agricultura arequipeña que hace varios años exporta al mercado mundial y abastece al mercado regional con productos de alta calidad que se producen en módulos de tierras que, en su máxima extensión, no superan las 30 hectáreas y que, por lo tanto, merecen la oportunidad de acceder a la propiedad de tierras en Majes II que, además, se financia íntegramente con recursos públicos. Ellos no quieren que se les regale las tierras, solamente que se diseñen módulos de parcelas que su capacidad económica les permita acceder” enfatizó el legislador

Ante las versiones oficiosas que se vienen difundiendo; Apaza Ordóñez, emplazó al gobernador regional a dar la cara, que no envíe a mensajeros de segundo orden y precise su posición, señalando si estará en condiciones de cumplir sus promesas de campaña y reconocer que engañó al pueblo arequipeño con promesas falsas.