Alumnos sufrían estragos por alta temperatura de la zona.

 

 Cumpliendo con su compromiso ofrecido en su último viaje a Madre de Dios, el presidente Daniel Salaverry Villa, llegó hoy a esa región a fin de hacer entrega de equipos de aire acondicionado a un centro educativo de Puerto Maldonado.

En efecto, en diciembre pasado el titular del Parlamento, en su función de representación y fiscalización, visitó a los alumnos del Colegio Nacional Guillermo Billinghurst y fue testigo de las pésimas condiciones en las que estos estudian, sufriendo los estragos de las altas temperaturas que se registran en la zona, como dolores de cabeza y falta de concentración.

Los menores estudian en módulos prefabricados, debido a que su centro de estudios, de niveles primario y secundario, está en remodelación y en un proceso de arbitraje. La situación empeora para ellos ya que las aulas prefabricadas fueron construidas para la sierra y no para la selva peruana.

“En diciembre, la directora y los profesores de este colegio emblemático me contaron que los niños se desmayan y hasta sangran por la nariz. Es decir, no hay la mínima condición para que los niños puedan desarrollar su proceso educativo con calidad y con seguridad para su salud. Nosotros nos comprometimos a poner nuestro granito de arena y traer estos equipos de aire acondicionado”, manifestó el presidente del Congreso en diálogo con canal N.

Por esa razón, el presidente del Congreso, hizo entrega, junto al legislador Modesto Figueroa, representante de esta región del país, de 30 equipos de aire acondicionado para que sean instalados en las aulas prefabricadas que permitirá que los escolares aprendan en mejores condiciones, en un ambiente de confort y reduciendo los niveles de fatiga y de desconcentración.

“No podemos ser tan indolentes ante esta realidad y el sufrimiento de estos niños”, acotó el titular del Parlamento.

Salaverry lamentó que esta realidad no solo se vive en Madre de Dios. Dijo que el 63% de los colegios en el Perú no están en condiciones y  no están preparados para recibir a nuestros estudiantes.

“Nosotros recorremos la realidad del país y constatamos que hay escuelas que no tienen carpetas, y en la serranía los escolares tienen que caminar horas y horas para llegar a su colegio y sentarse sobre un adobe. Esos son los problemas importantes que tenemos que ir solucionando, trabajando en equipo y sumando esfuerzos”, concluyó.

Posteriormente, el titular del Parlamento visitó el antiguo Colegio Nacional Guillermo Billinghurst, cuyas obras de modernización están paralizadas debido a un asunto judicial. Allí constató la lamentable pérdidas de recursos, con ascensores e infraestructura que han quedado abandonados.

Luego recorrió el Colegio 2 de Mayo, donde si bien es cierto la infraestructura es buena, constató que los alumnos no cuentan con mobiliario adecuado, motivo por el cual los de secundaria tienen que recibir clases en las aulas y carpetas del nivel primaria.