El presidente de la comisión que investiga los abusos sexuales en instituciones públicas y privadas, Alberto De Belaunde, destacó la valentía del invitado Enrique Escardó a su grupo de trabajo, quien ayer contó su experiencia traumática como integrante del Sodalicio de Vida Cristiana.

      Puedo concluir que en este caso también falló el Estado peruano, no hubo una sola autoridad interesada: Fiscalía, Poder Judicial ni Congreso, que atendieran la denuncia de Escardó en el año 2000. Tampoco medios de prensa que tomaran el caso de manera seria. Por qué no actuaron de oficio las autoridades, se preguntó el legislador.

     Los testimonios recibidos en su grupo investigador ayudan no solo al caso concreto, sino también a entender a la sociedad en su conjunto. Oportunamente se verá la posibilidad de una denuncia, dijo el congresista.

     Explicó que la comisión que preside es un espacio que el Congreso brinda para oír a los denunciantes, la sociedad merece saber la verdad, independientemente del caso Sodalicio, porque el abuso no termina cuando se denuncia, hay secuelas que el Estado tiene la obligación de atender, hay todo un trabajo de reparación que se debe hacer, dijo.

     Sostuvo que el caso narrado por Escardó es emblemático, pero es una demostración de cómo la sociedad no ha sido capaz de prevenir abusos sexuales, psicológicos y físicos en todas sus instituciones.

    "No somos conscientes de lo difícil que puede ser para la víctima; daremos una serie de recomendaciones, leyes para prevenir el abuso, teniendo siempre el enfoque a las víctimas", aseveró.

    En mayo próximo la comisión presentará su informe final, pero el trabajo no acabará allí. Se verá la forma de difundirlo para que la sociedad tome conciencia del cuidado y evitar que nuestros hijos pasen cosas similares, anunció De Belaunde.

    Respecto al anuncio del recientemente nombrado Arzobispo de Lima, Carlos Castillo Mattasoglio, que dijera que se reuniría con las víctimas del Sodalicio, De Belaunde dijo que se sentía conforme con la sintonía que se puede apreciar entre el nuevo Arzobispo y lo anunciado con el Papa Francisco. Es un gesto a destacar, dijo.

    Informó que pedirán una cita con el arzobispo para hacer sinergias. Anteriormente se reunieron con n la Conferencia Episcopal. "Queremos trabajar con distintos sectores de la sociedad, en lo deportivo, recreativo, escuelas; animarlos a que las denuncias se hagan de manera rápida y oportuna para sancionar con prontitud", comentó finalmente. (EPA)